Las escuelas infantiles piden que los niños con bronquiolitis no vayan a clase para frenar su temprana expansión

Niños de camino a su escuela infantil

Raro es encontrar en Córdoba alguna escuela infantil que, desde hace unas dos semanas, no presenta algún caso de bronquiolitis. Esta afección respiratoria se ha adelantado este año y está incidiendo de manera considerable en los menores de cuatro y cinco años, pero también está afectando sobremanera a los niños de 0 a tres años, alumnos de escuelas infantiles. La explosición de casos está llevando a que sea la propia Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A) la que haya pedido a las familias precaución y responsabilidad y que eviten que los menores acudan a los centros sufriendo bronquiolitis. Según datos dados a conocer por la Junta de Andalucía, en la provincia de Córdoba, la presión asistencial por bronquiolitis infantil se ha incrementado en un 10% de media, siguiendo la estela del resto de unidades de Urgencias de España.

Fuentes consultadas por este periódico señalan que son las escuelas las que, entre ellas, van conociendo cómo van evolucionando los casos de los niños afectados ya que esta situación se está extendiendo por los diferentes centros. Por ello, hay escuelas infantiles que ya han remitido comunicados a las familias emplazando a que los menores afectados con enfermedades -ya sea bronquiolitis, bronquitis o gastroentiriris- no acudan a clase para evitar el contagio entre los propios alumnos y los trabajadores.

Desde que el menor empieza a acudir a la escuela infantil, apuntan a CORDÓPOLIS, “es normal que se vea afectado por mocos” ya que el contacto con otros niños y entorno expone su sistema inmunológico. A este respecto, desde la Coordinadora señalan que estos alumnos “son muy pequeños y están en pleno proceso de inmunización, por lo que es normal que desarrollen virus y enfermedades asociadas al frío, ya que muchas veces es la primera vez que se exponen a ellas”. Por ello, los protocolos de higiene en las escuelas infantiles son muy exhaustivos desde antes incluso de la pandemia.

Sin embargo, estas medidas de protección se quedan en aguas de borrajas ante la asistencia a clase de niños afectados por estas enfermedades pulmonares mucho más graves, por lo que desde la Coordinadora piden “evitar llevar a los niños a los centros escolares con síntomas evidentes de alguna de estas enfermedades de transmisión respiratoria”. Otras fuentes señalan que aunque la mayoría de las familias son responsables, hay otras que “por diferentes motivos” acaban llevan a su hijo al colegio, enfermo y medicado. La solución, apuntan, no puede ser esta ya que lo que quiere y necesita el pequeño, como cualquier otra persona, es estar en casa. Esta realidad abre otro debate mucho mayor y que apunta directamente a las empresas: ¿Se facilita la conciliación? Realmente, no.

El trabajo es el principal motivo por el que las familias deciden llevar a sus hijos enfermos a clase. Ante la falta de alternativa, motivada también por la ausencia de ayudas familiares, los menores acuden a la escuela cuando deberían estar en casa. En primer lugar, por ellos mismos. En segundo, por sus compañeros y, en tercero, por los trabajadores. Conocedoras de esta situación, a las escuelas solo les queda “recordar y recomendar” a las familias que esta forma de proceder no puede ser la habitual, menos aún en momentos de brotes de casos como el que se está produciendo actualmente.

En vistas a esta realidad, desde la Coordinadora también lanzan al aire una recomendación: que los facultativos sanitarios recomendien por escrito la permanencia del pequeño en casa hasta que está completamente recuperado. Otra cuestión, que atañe exclusivamente a la libertad y responsabilidad individual, es qué porcentaje de familias podría llevar a cabo esa recomendación.

La bronquiolitis y el asma, lo que más preocupa a los padres

El Colegio de Enfermería de Córdoba ya informó al inicio del curso escolar de las principales preocupaciones de los padres en base a la encuesta Vuelta al cole: preocupación y problemas de salud en los niños y niñas cordobeses realizada por la institución.

En concreto, y por etapas educativas, la bronquiolitis infantil y el asma es lo que más preocupa a los padres y madres de la provincia de Córdoba con hijos en la etapa educativa de Infantil, ya que el 76,1% de las familias con niños de 0 a 3 años (primer ciclo de Infantil), y el 66,7% con niños de 3 a 6 años (segundo ciclo de Infantil) señala preocuparle mucho o bastante estos problemas, cuya incidencia real alcanza casi el 24% y el 11,1% en cada ciclo, respectivamente. No obstante, son las gripes y resfriados las enfermedades que, con diferencia, más padecen los menores de esta edad.

¿Por qué han aumentado los casos?

La Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP), integrada en la Asociación Española de Pediatría (AEP), manifestó el pasado viernes su preocupación e incertidumbre por el incremento inesperado del volumen asistencial en las urgencias pediátricas en todo el territorio español en los últimos meses y los retrasos que está ocasionando en la atención de los pacientes. La situación ha llegado al punto de que en algunas urgencias se está atendiendo hasta un 40% más de casos que en la época prepandemia.

El incremento se debe en parte al aumento de los casos de bronquiolitis infantil. Este año, los primeros casos de bronquiolitis se empezaron a atender en el mes de julio cuando en la época anterior al covid, la epidemia de esta enfermedad se iniciaba a finales de octubre. Pero esta no es la principal inquietud de los sanitarios ya que desconocen cuándo se va a alcanzar el pico máximo, si la gravedad de los casos será mayor que en otras temporadas, o durante cuántos meses confluirá esta epidemia con la infección de otros virus epidémicos, como la gripe, y ya endémicos, como el covid.

El aumento del número de casos de estas tres enfermedades víricas ha sido corroborado a través de los datos del sistema de Vigilancia Centinela de Infección Respiratoria Aguda en Atención Primaria (IRAs) y en Hospitales (IRAG) Gripe, COVID-19 y otros virus respiratorios. El ascenso de los tres virus se produce sobre todo en el grupo de 0 a 4 años con una tasa de positividad del VRS de un 17%, de 10.9% en gripe y un 17.9% en SARS-CoV-2 en la semana del 10 de noviembre.

La importancia de la vacunación de la gripe

A estas enfermedades respiratorias hay que sumar la gripe. El pasado 17 de octubre, la Consejería de Salud de la Junta empezó la campaña de vacunación de menores de entre 6 y 59 meses, la primera vez que se realiza en Andalucía. Esta iniciativa está respaldada por la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría, debido a la importante carga de la enfermedad en los niños, que alcanza cifras de hospitalización muy similares a las de los mayores de 65.

Este grupo poblacional cuenta con una mayor incidencia de gripe, tiene la misma incidencia de hospitalizaciones que las personas mayores y un papel crucial en la transmisión del virus al resto de la comunidad, por lo que esta temporada se ha incluido esta medida para protegerlos a ellos y como medida de salud pública.

Etiquetas
stats