Los embalses recuperan el doble de agua de la que se bebe la ciudad de Córdoba en un año

En apenas una semana, los embalses cordobeses han recuperado una cantidad de agua similar a la que se bebe la ciudad de Córdoba en un año. Según el reporte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) a última hora de este martes, los embalses de la provincia de Córdoba tienen 42 hectómetros cúbicos más de agua que hace justo una semana. En términos absolutos, una ciudad como Córdoba necesita cada año una media de unos 22 hectómetros cúbicos de agua para cubrir todas sus necesidades.

En términos absolutos, la regada del temporal ha aliviado la situación de sequía extrema que se vivía en toda la cuenca del Guadalquivir. El terreno ya está totalmente empapado y los acuíferos más superficiales llenos. Eso ha hecho que la mayor parte de la lluvia de las últimas 48 horas se hayan convertido en escorrentía. Es decir, han resucitado ríos y arroyos, que han bajado crecidos y que han comenzado a llegar a los embalses, tan necesitados de aportaciones.

Eso sí, técnicamente el agua que han recibido los embalses cordobeses en esta semana es tan solo una décima parte de la que ha salido durante la pasada campaña de riego agrícola. Y eso que la campaña sufrió una reducción de casi el 50%. Es decir, las aportaciones actuales apenas son el 5% de lo que necesita la agricultura de regadío del Valle del Guadalquivir.

En concreto, aunque mucho mejor, la situación de los embalses sigue siendo dramática. A las presas han entrado 42 hectómetros cúbicos. Se ha pasado de tener una reserva total en la provincia de Córdoba de 467 hectómetros cúbicos a elevarse a los 509. Pero la provincia de Córdoba tiene capacidad para retener 3.320 hectómetros cúbicos de agua. Es decir, la reserva apenas se ha incrementado un 1,5% y no llega ni al 16% del total.

Y nunca llueve a gusto de todos. Sierra Boyera es, con diferencia, el embalse más necesitado de toda la provincia. De él beben las más de 70.000 personas que viven en el norte de Córdoba. A pesar de las lluvias de estos días, apenas ha habido precipitaciones en su cuenca. Por eso, la presa sigue estando a unos niveles muy bajos. Ahora mismo sigue estando por debajo del 5% de su capacidad total y las lluvias apenas se han notado. La situación en las dos comarcas del norte de Córdoba sigue siendo preocupante. No obstante, la enorme cabaña ganadera de Los Pedroches ha logrado salvar un momento complejo. Sus acuíferos, sus pozos y sus fuentes sí que se han llenado. Las vaquerías disponen de agua y el cerdo ibérico ha podido salir a la dehesa a hacer la montanera.

Por otra parte, el caudal del río Guadalquivir se ha multiplicado por 200 en apenas cuatro días. En el aforo de Villafranca de Córdoba, el río grande de Andalucía ha llegado a bajar a 244 metros cúbicos por segundo durante la tarde de este lunes. El pasado 8 de diciembre lo hacía a menos de dos metros cúbicos por segundo, según el SAIH de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Etiquetas
stats