REPORTAJE

Cuarenta días encerrados en la fábrica de Zumosol: “He sufrido dos ataques de ansiedad”

Manifestación de los trabajadores de Zumosol

Sara Lacalle


0

Eva María, es una trabajadora de la planta de cítricos Zumosol desde el año 2015. Y forma parte de los 38 trabajadores que se encuentran en desempleo tras la frustrada venta de la fábrica por parte del holding empresarial turco Grupo Toksöz. Como el resto de la plantilla, lleva 40 días turnándose con sus compañeros para hacer guardias en la fábrica, ya que, según asegura la plantilla, la presencia permanente en la planta es el motivo de que aún no la hayan desmantelado.

También es una de las decenas de personas que este viernes ha marchado por el centro de Córdoba para concienciar a la sociedad sobre la situación que están viviendo, con seis nóminas adeudadas, en el paro y sin indeminización tras un despido fraudulento. La trabajadora ha destacado en declaraciones a este periódico la dureza de estos meses, en los que se han encontrado abandonados por parte de la empresa, la cual les dio de baja en la Seguridad Social sin previo aviso.

Como ella está Rafael, otro trabajador de la fábrica con 19 años de antigüedad, y que incide en la importancia de que tanto administraciones locales, como Gobierno, tomen responsabilidad y actúen a la mayor brevedad posible. Muchas familias dependen en totalidad del trabajo que les ofrecía la empresa Zumosol, explica el trabajador.

Un trabajador que aclara que el sufrimiento va mucho más allá de lo económico. “He sufrido dos ataques de ansiedad durante el mes de encierro en la fábrica. No podía dejar de pensar en mi hijos, pero sabía que debía quedarme allí con mis compañeros, para que se hagan eco de nuestra situación”, relata Rafael, hablando sobre la firmeza con la que se ha visto obligado a afrontar el despido.

No obstante, tanto Eva como Rafael se sienten agradecidos por el apoyo que la población local les ha brindado. No son pocos los residentes que se acercan cada día para llevarles, desde comida, hasta leña para calentarse, y ayudarles a sobrellevar las noches en la sitiada fábrica. Paralelamente, las redes sociales se han convertido en un aliado fundamental en su lucha. A través de éstas, varios medios de comunicación, partidos políticos y asociaciones han sido conocedores de la historia de la plantilla y no han dudado en hacer su aportación.

Préstamos a familiares para salir adelante

Al igual que Rafael, Emilio es un trabajador más que se ha visto afectado por la gestión de la empresa. En su caso, tras haber trabajado durante 20 años en la fábrica, recalca la inestable situación económica con la que muchas familias están teniendo que lidiar en estos momentos, tras más de un año en ERTE y casi tres meses en desempleo forzoso.

“Conozco a muchas personas que están teniendo que pedir dinero a familiares, e incluso solicitar préstamos para poder salir adelante”, cuenta Emilio, que portaba este viernes una camiseta en la que se podía leer “Zumosol exprime a sus trabajadores”.

En este ámbito, el secretario general del Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba, Agustín Jiménez, advertía de que el litigio de la plantilla puede ser muy largo. “Hasta diciembre no nos dan fecha para el juicio por los 38 trabajadores despedidos”, señalaba a los periodistas, tras recordar que estos están en un limbo administrativo desde noviembre, después de que otra empresa comprara la fábrica, asumiera los empleos y los despidiera al día siguiente.

“Nos hemos puesto en contacto con todas las administraciones: Delegación de Empleo, Inspección de Trabajo, Junta de Andalucía, Gobierno de España y ayuntamientos. Todos dicen que trabajan por encontrar un inversor para la empresa, pero hasta entonces, ¿todas estas personas en qué situación se quedan?”, se preguntaba Jiménez mientras, a unos metros, los trabajadores de Zumosol en Córdoba asentían.

Etiquetas
stats