Compromiso social y arte para denunciar la doble discriminación de las mujeres con discapacidad

Mural mujer y discapacidad en FEPAMIC.

El compromiso social y el arte se han dado la mano en Córdoba para denunciar la doble discriminación que sufren las mujeres con discapacidad. Un mural pintado en directo ha protagonizado el acto organizado por la Federación Provincia de Personas con Discapacidad de Córdoba (Fepamic), donde la imagen de una mujer sorda ha representado la lucha de quienes, pese a esa doble discriminación, luchan día a día por superarse.

La creación artística, organizada con motivo del 8M, Día internaciona de la Mujer, ha corrido de la mano del artista Dani Écija, cuyo mural diseñado como un graffiti ocupará un lugar simbólico en uno de los edificios de Fepamic, con la finalidad de darle un papel protegonista a todas las mujeres con discapacidad, según han explicado desde la entidad a Cordópolis. Y junto a él, los usuarios de la residencia y las unidades de día han pintado un mural en el que han querido reflejar el apoyo a todas las mujeres con discapacidad.

Las imágenes, con una mujer sorda y todo un mundo interior representados con distintos símbolos, han servido para unir la creación y el compromiso social, poniendo de relieve la necesidad de apoyo para cerrar la brecha de género también en el ámbito de la discapacidad.

Equidad y resiliencia han sida las premisas de este año -señalan desde Fepamic- porque "a pesar de la pandemia sanitaria a la que todos hemos tenido que hacer frente, una vez más las mujeres han demostrado su capacidad para anteponerse ante las dificultades e incluso crecerse” ha resaltado en este acto Sara Rodríguez, la presidenta de la entidad. En esta línea, “la equidad es uno de nuestros objetivos para que la discapacidad sea parte y esté integrada en todos los ámbitos de la sociedad”, ha añadido.

En el acto, celebrado en la tarde de este lunes, la presidenta de Fepamic ha querido dedicar unas palabras a las mujeres con discapacidad, destacando la admiración por su esfuerzo y la falta de recursos para hacer efectiva su lucha por mejorar. Y, sobre todo, hacerlo en materia de empleo, en la que la diferencia entre hombres y mujeres sigue siendo significativa. En ese sentido, en comparación con los hombres, las mujeres con discapacidad tienen menos opciones a conseguir un empleo, exactamente un 34%.

Cultura y arte para reivindicar

Por su parte, el artista Dani Espejo ha destacado que la cultura y el arte son una vía para reivindicar y dar visibilidad y -según ha dicho-, qué mejor manera que un día como el 8 de marzo para mostrar a la mujer con discapacidad, y con todas sus cualidades.

Entre las autoridades que han participado en esta actividad, Lourdes Arroyo, coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, ha querido felicitar a Fepamic por dar un paso al frente porque “es algo fundamental”. “Las mujeres con discapacidad están ahí y todas unidas tenemos que darles esa visibilidad y trabajar para su independencia”.

Por su parte, la delegada de Igualdad de la Diputación Provincial, Alba Doblas, ha destacado la importancia de “dar visibilidad de los derechos porque las mujeres con discapacidad tienen que lidiar con más dificultad y más, después del aislamiento causado por la pandemia”.

Asimismo, la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba, Isabel Albás, ha remarcado que “Fepamic siempre inyecta esperanza en cualquier situación”. Asimismo, ha dejado constancia de la necesidad de llevar a cabo acciones administrativas para reducir la brecha que existe actualmente. “Tenemos que mejorar los números de cara al futuro”.

Etiquetas
Publicado el
9 de marzo de 2021 - 05:30 h
stats