Semana pasada por agua: ambiente frío y lluvioso para despedir el puente de la Inmaculada

Lluvia en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

El pasado 1 de diciembre dio comienzo el invierno climatológico. El nacimiento de la estación lo hizo ajustándose al guion de lo que debe ser el invierno: lluvia, frío y nieve. Durante el fin de semana caían los primeros copos de la temporada en Córdoba, con la Subbética como epicentro invernal del episodio. El resto de la provincia asistía al comienzo del puente de la Inmaculada con un marcado descenso en las temperaturas que se hacía especialmente patente en los valores máximos, con registros que a duras penas superaban la barrera de los 10 grados en el valle del Guadalquivir y que quedaban en el entorno de los 8 grados en otros puntos del sur y norte provincial.

Aunque las temperaturas irán recuperando parte del terreno perdido, el final del puente y los siguientes días seguirán caracterizados por el ambiente invernal. Una sensación que se potenciará por el regreso de las lluvias a toda la provincia gracias a la insistente entrada de diversos sistemas frontales del norte que, aunque débiles, servirán para mantener el frío en superficie y para seguir sumando litros a las escuálidas reservas hídricas de toda la cuenca del Guadalquivir.

La península Ibérica estará al menos hasta el próximo fin de semana bajo la influencia de flujo del noroeste. Un viento frío y húmedo que llevará hasta nuestro territorio una sucesión de sistemas frontales que sólo dará respiro durante la jornada del miércoles. El resto de los días la lluvia estará presente de manera generalizada, aunque sin dejar grandes acumulados al llegar los frentes muy debilitados hasta el sur peninsular.

Lunes y martes la presencia de nubosidad será constante, lo que ayudará a mantener el ambiente frío. La lluvia, que empezará a caer desde media mañana del lunes, aunque de manera débil estará presente de manera irregular durante toda la jornada, reforzándose durante la mañana del martes, cuando se espera el momento de mayor intensidad de la misma. Las temperaturas en ambas jornadas quedarán contenidas por debajo de los 15 grados en toda la provincia, con mínimas que subirán hasta el entorno de los 5 grados.

El miércoles 9 de diciembre supondrá una jornada de transición, en la que no se esperan precipitaciones en ningún punto de la provincia y el sol ganará presencia en el cielo. La poca nubosidad que se espera para la jornada servirá además para que las temperaturas se extremen ligeramente, con las mínimas acercándose de nuevo a la helada en la mitad norte de la provincia, y bajando de los 5 grados en el resto.

La lluvia volverá a partir del jueves 10, de manera generalizada a toda la provincia y con carácter más persistente e intenso, adentrándose las precipitaciones en los primeros compases del próximo fin de semana. Nuevo frente que cambiará la componente del viento, a poniente, arrastrando mayor carga húmeda y aire oceánico templado, lo que hará que las temperaturas experimenten un moderado ascenso a partir del viernes 11 de diciembre.

Etiquetas
Publicado el
7 de diciembre de 2020 - 06:00 h
stats