La rotativa del grupo Zeta desconvoca la huelga para negociar

Los trabajadores de la rotativa, esta mañana en el Ayuntamiento. | MADERO CUBERO
IU propone una declaración institucional al Pleno para condenar un ERE que prevé reducir la plantilla en un 40%

“Es un acto de buena fe”. Los trabajadores de Iniciativas de Publicaciones e Impresión, que imprime Diario Córdoba, otros medios del Grupo Zeta y otros periódicos, han resumido con esta palabra la desconvocatoria de la huelga de tres días que tenían prevista para intentar frenar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) previsto por la empresa y que afectará a un 40% de su plantilla. Uno de sus portavoces, David Pérez, ha explicado esta mañana en una protesta ante el Ayuntamiento de Córdoba que su objetivo es frenar diez despidos y negociar un ERTE, expediente temporal de regulación de empleo.

Los trabajadores se han reunido esta mañana con distintos grupos políticos del Ayuntamiento de Córdoba. En la puerta, han comparecido junto al coordinador local de IU, Galileo Florido, que ha explicado que su grupo estudia presentar al próximo Pleno municipal una declaración institucional para condenar estos despidos. “Este ERE supone una elevación del grado de explotación de estos trabajadores”, explicó Florido. David Pérez añadió que actualmente la rotativa tiene problemas para cuadrar los horarios y poder acabar a tiempo su trabajo.

Despedir a 18 personas supone echar a casi la mitad de la platilla y los trabajadores tienen claro que así no saldría la producción. “Tenemos motivos y documentación suficiente como para hacerles ver que no se puede despedir a tanta gente. Pero ellos no lo quieren ver, dicen que les sobran 18 trabajadores”, se quejan en el comité.

Los empleados aseguran que durante más de 15 años la empresa ha declarado tener beneficios y afirman que este año, por primera vez, se les ha dicho que ha entrado en pérdidas. “El año pasado hicimos un recorte del 7,5% en nuestro sueldo todos los trabajadores para que no despidieran a seis personas el año pasado; además, 12 trabajadores se acogieron a un ERTE; hemos aceptado movilidad; hemos aceptado que haya gente trabajando en puestos que no les corresponde por su categoría laboral… Y todos esos esfuerzos nos los pagan con más ERES y más recortes”.

Los trabajadores achacan los malos resultados a los responsables de la empresa. “Ha ganado hasta 12 millones de euros, así que la empresa no debería de estar donde está, dónde está ese dinero, qué ha pasado con la gestión”.

Etiquetas
stats