“Nos reunimos en Córdoba mientras la sangre se derrama en Siria”

.
Arranca en el Parador de la Arruzafa la cita de la oposición moderada siria al régimen de Al Assad con llamadas al diálogo, también con los islamistas

“Nos reunimos aquí, en Córdoba, mientras la sangre se derrama en nuestro país, en Siria, para intentar salvar a nuestra tierra de tanta guerra”. El líder suní en la Siria libre, Al Yacubi, pronunció estas palabras durante el inicio de la reunión en Córdoba de más de 150 representantes de una docena de facciones políticas que desde hace dos años luchan contra el régimen de Bachar Al Assad, que gobierna el país con mano de hierro desde principios del siglo XXI.

En la cita, están representadas todas las facciones de lo que se ha venido en llamar “la oposición moderada” siria, un eufemismo que engloba desde los islamistas más moderados (como el clérigo Al Yacubi), hasta militantes del Partido Comunista sirio o dirigentes de los cristianos en este país de Oriente Próximo. Sin embargo, se han quedado fuera los islamistas más radicales, yihadistas de Al Qaeda o próximos, que también luchan contra el régimen de Al Assad y en una guerra dentro de la guerra contra esta oposición moderada.

Sin embargo, en el Parador de la Arruzafa de Córdoba de esta mañana se han pronunciado palabras a favor de fomentar el diálogo “con los extremistas sirios, que también son nuestros hijos”, expresó el padre Tammo, responsable de la iglesia ortodoxa en Siria, en una carta leída por uno de sus representantes.

El organizador del encuentro, el opositor Mohamed Barmo, censuró “el fascismo y el nazismo” contra el que combaten en Siria y quiso mostrar su respeto y recuerdo tanto por las víctimas de la guerra civil en Siria como en España. En los últimos dos años han muerto un total de 130.000 personas en Siria, 2,3 millones de personas han abandonado el país y unos seis millones han sido desplazados de sus casas.

EL SIMBOLISMO DE CÓRDOBA

Todos los discursos de bienvenida estuvieron regados con el simbolismo de Córdoba como sede de este encuentro. Tanto el secretario de Estado de Exteriores, Manuel Gómez Acebo, como los organizadores del encuentro destacaron que el mismo se celebre en el Parador de la Arruzafa, el lugar elegido por el primer omeya, Abderramán I, que huyó precisamente de Damasco (capital hoy de Siria). Aderramán acabo instalando su residendia de verano en La Arruzafa que es, además, un barrio de Siria.

Etiquetas
stats