Reina Sofía se convierte en un hospital ilustrado para niños

.

Carmen López Rey, licenciada en Bellas Artes, tuvo que pasar una temporada larga viviendo prácticamente en el hospital Materno Infantil del Reina Sofía. Allí descubrió un espacio poco agradable para los niños. Cerrado. Sin ventanas. Sin apenas referencias exteriores. Sin vistas. Sin forma de ubicarse y saber dónde se encontraba en cada momento. Tras aquella experiencia propuso al hospital buscar financiación privada para pintar las paredes del hospital con motivos infantiles. Un tema para cada planta (el fondo del mar, la selva, el espacio...) para alegrar la vista de los niños y facilitar la orientación de todos.

El consejero de Salud, Aquilino Alonso ha comprobado en persona esta decoración mural que permite acceder al hospital por el fondo del mar para luego subir a la superficie de la Tierra, volar por el aire, llegar a la galaxia y visitar el sistema solar y los planetas, siempre guiados por la mascota del hospital, el mono Lolo, que da la bienvenida y acompaña a los niños durante la visita por las distintas plantas.

La propuesta de recorrido por el Planeta Tierra se inicia en las urgencias pediátricas (nivel 0 del Hospital Materno Infantil), donde se ha decorado admisión, urgencias, salas de espera y observación pediátrica para recrear el fondo marino con animales y planta acuáticas (corales, cangrejos, pulpos y peces), barcos y niños buceando.

La siguiente parada es la primera planta, en la zona de extracciones y radiología infantil, el área de consultas pediátricas y de maternidad, espacios todos ellos que se han trasformado en una fabulosa selva con frondosos jardines, una granja llena de animales y un bosque acogedor. Al llegar a la segunda planta, los niños pueden ver y tocar el cielo, ya que los artistas han recreado aquí la vida en el aire con pájaros, aviones, cometas, globos y otros elementos que se reparten por la UCI Pediátrica, Neonatología, hospitalización pediátrica y algunas zonas comunes.

La tercera planta se ha decorado como la galaxia, en la que astronautas y naves espaciales invitan a soñar a pequeños y mayores. Como curiosidad, en estas paredes han pintado a Greta, la protagonista de un cuento editado por el hospital en el marco de su programa de donación y trasplante de órganos. Greta es una niña que sueña con viajar a la Luna y que lo consigue cuando cumple 40 años gracias a que cuando era pequeña y estaba enferma, una donación generosa y un trasplante hepático salvaron su vida.

Finalmente, la quinta planta (pues la cuarta no ha sido decorada por no disponer de áreas pediátricas), se ha llenado de color con un reproducción del sistema solar y una representación de las naves y satélites históricos más importante, entre ellos Sputnik, Orión y Apolo 11.

“Creemos que se ha conseguido mucho. He comprobado como madre y persona que viene al hospital

la reacción de los padres y los niños que están aquí y es una reacción magnífica. Eso es fantástico“, señala la pintora responsable, quien desea que la iniciativa se traslade a otros hospitales andaluces. López explica que el proyecto sigue en marcha en Córdoba en las áreas donde todavía no se ha intervenido. ”Hay zonas que tiene que adaptarse porque ya parecen descolocados sin estos murales. Tenemos pendientes pintar una sala de espera y una terraza donde queremos hacer un aeropuerto gracias a una empresa muy ilusionada con ayudarnos“.

Etiquetas
stats