“Es la primera vez que salgo”: paseo, sol y aire para los mayores después de siete semanas

Personas mayores paseando este sábado 2 de mayo | ÁLEX GALLEGOS

La energía de las carreras y los paseos a buen ritmo de las primeras horas de este 2 de mayo han dejado paso, entre las 10:00 y las 12:00, al paseo más pausado de las personas mayores. Las canas han tomado la calle en este primer paseo para quienes, desde hacía siete semanas, habían salido lo justo o ni siquiera habían pisado la acera, protegidos en casa al ser población de riesgo ante la pandemia del coronavirus.

“Es la primera vez mi padre sale. Vive solo y le hacíamos la compra nosotros o bien on line”, contaba un chico que, enfundado en su camiseta de hacer deporte a primera hora, acompañaba ahora a su padre mayor en su vuelta a la calle. “El aire y el sol es necesario”, decía él, tras su mascarilla.

Porque ese, la mascarilla, ha sido el complemento predominante en las personas más mayores que han salido este sábado a dar un paseo. Mascarillas y bastones, andadores o el brazo de un acompañante como asidero, para reiniciar la costumbre de caminar, después de tantos días en casa.

“Él es la primera vez que sale”, señalaba también una mujer sobre su marido. Como muchos matrimonios mayores, se les ha podido ver hoy por fin, juntos en la calle. Ella, con la correa y su perro en una mano, había salido antes a sacar al animal, pero este era el primer paseo junto a su esposo.

A esta hora de media mañana, el sol empieza a apretar en un día que se espera caluroso en Córdoba y, aunque algunos aprovechan la vitamina D de esos rayos solares, muchos buscan ya la parte más sombreada de jardines y aceras. Otros, hacen pequeñas paradas y se sientan en un banco. Y, al poco, vuelven a retomar. Todo a un ritmo más pausado, con mucho más espacio y distancias que en la primera salida de personas a hacer deporte.

Vigilando que todo se cumple, agentes de la Policía Local en moto y coche controlan que los paseos del Vial se “despejen” de personas de otra edad que pasen por la zona. Tratan de dejar todo el espacio libre para los mayores, porque es su momento, después de tanto tiempo. Y lo necesitan. Aunque algún joven no haya querido enterarse y pase haciendo deporte por esa zona a una hora en la que ya no le está permitido.

En los barrios, la hora del paseo para los mayores se ha mezclado también con el momento de hacer compra entre dos días festivos. A eso han dedicado tanbién los de más edad estas horas de la mañana, “antes de que haga más calor”. Y antes de que el reloj avance y las 12:00 marque la hora de una nueva salida de los niños a jugar a la calle y dar sus paseos.

Etiquetas
stats