El PP se ofrece al gobierno local para negociar las ordenanzas

José María Bellido.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, José María Bellido, se ha ofrecido este jueves al gobierno local de PSOE e IU y concretamente a la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), para sentarse con ellos con el fin de negociar las ordenanzas fiscales de 2018 de cara a su aprobación, antes que hacerlo con Ganemos Córdoba y sus propuestas "ilegales".

Así lo ha subrayado Bellido en una rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por el viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, y en la que ha manifestado que "la alcaldesa tiene la oportunidad y debe elegir si sentarse a negociar con un grupo minoritario con unas exigencias ilegales o si quiere sentarse a negociar y aprobar las ordenanzas fiscales con el grupo que ganó las elecciones en Córdoba en 2015", con el fin de "sacar unas ordenanzas fiscales con una connotación social".

Al respecto, los populares han expuesto distintas propuestas sociales para aprobar las ordenanzas, que ya se llevan a cabo en Málaga, como introducir un reglamento de ayuda para el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a personas en riesgo de exclusión social, la posibilidad de que se declaren insolventes provisionales las personas que no puedan pagar las deudas al Consistorio, y otra relacionada con la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre las plusvalías, entre otras.

Propuestas de Ucor

El portavoz del Grupo Municipal Mixto-Unión Cordobesa (UCOR) en el Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Serrano, propone nueve enmiendas a las ordenanzas fiscales del año 2018, que, a su juicio, "no son las mejores para los cordobeses, pues no devuelven parte del esfuerzo que se ha hecho durante la larga crisis".

En una nota, el concejal ha explicado que plantea "unas modificaciones para reducir la presión fiscal y potenciar de esta forma la actividad económica y la creación de puestos de trabajo que Córdoba necesita".

En concreto, entre las enmiendas se encuentra un Plan Tributario Personalizado (PTP), que "incluya la mayor parte de los gravámenes municipales", con una reducción del 0,5 por ciento del IBI y el Impuesto de circulación para todos los ciudadanos que tengan dicho plan y reducir parte de la subida del 3,1 por ciento del Impuesto sobre vehículos de Tracción mecánica del año 2016 en los vehículos turismos con una potencia fiscal de 12 cv en adelante.

Por otra parte, para fomentar la movilidad y la descongestión del tráfico de la ciudad, apuesta por potenciar el uso de motocicletas, entre otras medidas, de ahí que proponga la exención del impuesto de circulación para los ciclomotores y las motocicletas menores de 125cc. Propone asimismo una reducción del 1% en las tasa de ocupación de vía pública en su tarifa de venta ambulante y aplicar una bonificación de hasta del 100 por ciento de la tasa de basura para las familias en riesgo de exclusión social, al igual que se ha realizado en Emacsa con el mínimo vital.

De igual modo, considera que "es posible" una reducción de un 5 por ciento de la tasa de ocupación de vía pública por veladores para "fomentar el empleo", una bonificación de hasta el 90 por ciento de la tasa de apertura de los nuevos negocios, según el callejero fiscal, para los que generen uno o dos nuevos puestos de trabajo, y una reducción, basada en el callejero fiscal, de hasta el 50 por ciento en la tasa de licencia urbanística para fomentar la actividad económica y la rehabilitación de viviendas.

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2017 - 04:41 h
stats