Los peritos dicen que Arenal 2000 enmendó su declaración de 2006 con hechos de 2007

Rafael Gómez y familia llegando a la Audiencia Provincial | MADERO CUBERO

Los peritos de la Agencia Tributaria han puesto de manifiesto en una nueva sesión del juicio contra Rafael Gómez alias Sandokán y sus hijos por un presunto fraude a la Hacienda Pública que la empresa Arenal 2000 enmendó su declaración de la renta de 2006 a posteriori con datos sobre hechos que se produjeron en 2007.

Así se desprende de la operación de venta de unos terrenos al grupo Tremón en abril de 2007 por un importe menor de lo esperado, una pérdida que se apuntó como una provisión en la declaración de impuestos de 2006, ejercicio en el que la empresa no llegó a cerrar ni aprobar sus cuentas hasta el fin de la inspección fiscal.

La defensa ha indicado que esta provisión se realizó conforme al “principio de prudencia”, extremo negado por los peritos de la Agencia Tributaria: “Una cosa es el principio de prudencia valorativa y otra cosa es anticipar pérdidas como consecuencia de unos beneficios elevados”. Y es que los peritos de Hacienda sostienen que “se dieron cuenta de las pérdidas en 2007, no en diciembre de 2006”. “Quisieron tapar un importante beneficio de 2007 y buscaron la posibilidad de adelantar pérdidas en 2006”, aseguran.

En esta jornada del juicio, en la que se ha juzgado un presunto fraude de más de 27 millones de euros solo en Arenal 2000, los tres peritos de la defensa han opuesto su óptica a la opinión de los tres peritos de la Agencia Tributaria, dos de los cuales realizaron la inspección sobre las empresas de Gómez que ahora se juzga.

Venta de unos terrenos que ya no les pertenecían

La sesión del juicio ha seguido desgranando cada uno de los hechos por los que se acusa a Gómez y sus hijos, tanto por el impago de impuestos de sus empresas como del IRPF, entre los que destaca también la venta nula de unos terrenos en Torremolinos de Grupo Inversor Arenal a Arenal 2001, terrenos que con anterioridad habían sido donados al ayuntamiento de la localidad malagueña. Detectada la operación de venta entre sociedades de Gómez que no podía llevarse a cabo, se deshizo en la contabilidad de Grupo Inversor Arenal pero no así en la de Arenal 2001, donde siguió figurando y se extendió hasta la declaración del impuesto de sociedades como gasto.

Asimismo, en esta jornada los peritos han puesto de manifiesto diversas acciones de “ocultación” y de “aplicación manifiestamente incorrecta” de la normativa tributaria, tanto en Arenal 2000 S.L. como en Arenal 2001 S.L. en los ejercicios de 2003, 2004 y 2006.

“Se declaran mal o torticeramente los datos, existe verdadero ánimo de ocultación”, todo ello “para obtener un beneficio fiscal al que no tenía derecho”, según la acusación de la Fiscalía. Entre los hechos puestos en entredicho por la Agencia Tributaria se encuentran alteración de la naturaleza de activos o deducciones fiscales por reinversiones que no se produjeron.

Etiquetas
stats