Los pensionistas preparan un marzo caliente

Imagen de archivo de una concentración de la Plataforma de Córdoba para la Defensa del Sistema Público de Pensiones.

La concentración del pasado 22 de febrero que reunió a unas 2.000 personas en la plaza de Las Tendillas en defensa de las pensiones fue solo una muestra que da la medida de las protestas que piensan protagonizar hasta lograr sus objetivos. Los pensionistas se han levantado contra la subida del 0,25% del Gobierno y por el mantenimiento de unas pensiones públicas de calidad, y en ese empeño van a seguir durante este mes de marzo que ahora comienza.

Para empezar, desde CCOO y UGT se ha convocado una concentración este mismo 1 de marzo ante la Tesorería General de la Seguridad Social, una acción que se lleva a cabo en Córdoba en paralelo a las que se celebrarán en las principales ciudades del país.

Además, en coordinación con la coordinadora estatal del colectivo, la Plataforma Ciudadana en Defensa de las Pensiones de Córdoba ya tiene otras dos fechas marcadas en rojo en el calendario de este mes. Y es que desde las propias movilizaciones del día 22 de febrero, se ha reclamado que las protestas continúen.

De un lado, los pensionistas saldrán a la calle el 8 de marzo, en apoyo a la huelga feminista y para visibilizar la brecha de género existente entre los salarios que cobran los hombres y los que cobran las mujeres y, con ello, la brecha entre las pensiones de hoy y de mañana. Actualmente, las pensionistas reciben un 37% menos que los varones jubilados: ellas cobran de media en España 698 euros y ellos llegan a los 1.119 euros. En Andalucía, ellas perciben una jubilación de 651 euros y ellos de 980. “Llamamos a todos los pensionistas a la participación activa en la huelga del próximo día 8 de marzo”, dicen para sumarse a esta jornada.

En este día, tienen previsto repartir octavillas informativas sobre la siguiente manifestación que organizarán este mismo mes. Será el día 17, cuando han convocado nuevas movilizaciones en la calle por la mejora de sus pensiones y en defensa de un sistema público que las blinde, con un rechazo frontal a las reformas que realizaron PSOE y PP en 2011 y 2013 del sistema público de pensiones, que señalan como generadoras de la situación que viven actualmente.

Subida según el IPC

Entre las demandas de los jubilados, además de considerar “una burla” la subida del 0,25% de las pensiones mientras los precios suben y, con ello, pierden poder adquisitivo año tras año, reclaman por ello que la revisión de las pensiones se realice teniendo en cuenta el IPC.

Asimismo, piden que la edad para jubilarse se establezca en los 65 años y rechazan de plano la idea de subirla hasta los 70 años. Además, quieren que la pensión mínima suba hasta los 1.080 euros, en consonancia con la subida que piden para el salario mínimo, base de las pensiones del futuro.

La Plataforma Ciudadana en Defensa de las Pensiones de Córdoba tiene previsto reunirse este mismo jueves para concretar los detalles de las próximas movilizaciones, de manera paralela a las que se realizarán en el resto del país bajo el paraguas de la coordinadora estatal del movimiento de los pensionistas.

El último anuncio del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de reducir el IRPF para las pensiones más altas y que, por tanto, no afecta a las más bajas que no está sujetas a IRPF, no ha frenado las movilizaciones que preparan los jubilados y que, en otros puntos de España como Bilbao o Galicia, han proseguido sus protestas esta misma semana.

“Doble discriminación del pensionista en el mundo rural”

Por otra parte, la organización rural UPA ha llamado a la movilización de toda la sociedad en defensa de unas pensiones públicas dignas “que no dejen de lado a nadie”. La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha recordado que la pensión media del sector primario es de 710 euros, frente a los 1.200 del resto de sectores, lo que pone a los trabajadores de la agricultura y la ganadería en “una clara situación de discriminación”.

“La pensión media de los agricultores y ganaderos es un 41% inferior a la de cualquier trabajador del resto de sectores”, han recordado desde UPA. “Vivimos en una situación de clara desventaja y exclusión que justifica de sobra que exijamos aquello a lo que tenemos derecho”.

UPA ha hecho un llamamiento a participar en las concentraciones que tendrán lugar también este 1 de marzo en distintas ciudades de España, así como a mostrar el apoyo a la campaña del lazo marrón contra la “subida de mierda” de las pensiones de este año del 0,25%.

“El día 22 llegamos hasta la puerta del Congreso, mostrando que los jubilados y pensionistas no nos conformamos. La lucha por las pensiones dignas debe preocupar también a los trabajadores y trabajadoras de hoy y del futuro”, han concluido.

Etiquetas
stats