Patos en las piscinas y todo un coro de pájaros: la fauna toma el mando en el confinamiento

Patos en una piscina comunitaria de Córdoba durante el confinamiento.

Con miles de personas confinadas en sus casas, con negocios, comercios y empresas cerradas a cal y canto, con el mínimo de vehículos en la calle, la capital se ha convertido en un desierto de personas pero, a la vez, en un oasis inédito para la fauna. Sin ruido de tráfico a todas horas, el canto de los pájaros asoma como nunca habíamos escuchado y bandadas de patos colonizan espacios hasta ahora vedados para su supervivencia. La imagen de un grupo de estos animales circulando por mitad del Puente de El Arenal, sorprendía a todos hace solo unos días. En pueblos como Peñarroya-Pueblonuevo -como muestra el vídeo-, también se ha visto cómo los patos circulan por las aceras ahora huérfanas de humanos.

¿Cómo está afectando el confinamiento durante el estado de alarma por el coronavirus a la fauna en Córdoba? Esa es la pregunta que ha hecho un profesor de Zoología de la Universidad a sus alumnos, a modo de prácticas en este curso on line que han de seguir. Y para responder a esa pregunta, han creado una plataforma de observación del comportamiento de la fauna en la ciudad, cada uno de sus alumnos y sus contactos desde los balcones, terrazas y azoteas.

“La naturaleza está teniendo un respiro”, explica a CORDÓPOLIS Alberto Redondo, profesor de Zoología Aplicada en el Grado de Biología de la UCO, donde 73 alumnos están ya participando en elaborar este estudio desde el confinamiento. Esta asignatura trata precisamente del “estudio de los animales y las relaciones entre estos y las personas”, cuenta el profesor y, precisamente son esas relaciones, cómo afecta la ausencia ahora del ser humano en la calle, lo que va a poner de manifiesto este estudio.

Además de la observación propia, los alumnos han confeccionado una pequeña encuesta para que todos sus contactos puedan aportar datos desde otros balcones y terrazas, otros puntos de observación de la fauna de la ciudad para contribuir a este estudio.

Patos en piscinas comunitarias

Las aves son los animales que hasta ahora han dejado estampas y sonidos más llamativos en estos días de confinamiento. A la bandada de patos que cruzaba hace días por el Puente de El Arenal se suman los grupos de ánades que han visto en las piscinas comunitarias de distintas urbanizaciones de Córdoba y en estanques como el de la Plaza de las Tres Culturas junto a la estación de tren, un buen lugar para dar muestra de sus dotes de nado.

El sonido de los pájaros cantando desde el alba y durante todo el día es otro de los cambios que se ha notado. La ausencia del ruido del tráfico y todo el que generamos los ciudadanos en nuestra actividad habitual hace posible que emerjan cantos de aves que antes no apreciábamos.

Ese “respiro” para la naturaleza se muestra también en otras poblaciones, de donde llegan imágenes como la de aves anidando en los huecos de los retrovisores de los coches aparcados durante semanas o hasta de jabalíes o cérvidos deambulando por las calles de pueblos vacíos.

El estudio que van a llevar a cabo los alumnos de Zoología Aplicada en Córdoba mientras dure el confinamiento, a través de imágenes y datos, se convertirá en “un vídeo a modo de pequeño documental”, explica Redondo, que sirva de divulgación de esta experiencia práctica de observación desde el confinamiento. Y, si los datos recopilados tuvieran finalmente el peso suficiente, se plantearía realizar una publicación para reflejar cómo cambió el confinamiento la relación de la fauna con la ciudad.

https://cordopolis.es/2020/03/22/video-la-imagen-del-dia-una-bandada-de-patos-se-apropia-del-puente-del-arenal/

Etiquetas
stats