La Palabrería: cinco años vendiendo libros al peso en el mercado

La Palabrería vende libros al peso en el mercado de La Corredera | TONI BLANCO

El carro de la compra se completa en el Mercado de La Corredera de Córdoba con mucha filosofía, algo de novela histórica y una pizca de poesía. Porque, desde hace cinco años, a la vez que el cliente se lleva la carne y el pescado frescos o las verduras y frutas de temporada, puede hacerse con kilos de la mejor literatura en La Palabrería, donde se venden libros al peso.

Cinco años lleva el promotor de esta iniciativa, Miguel Marzo, tras el mostrador de este singular puesto en el mercado. Licenciado en Humanidades, implantó su propio negocio con una idea que le rondaba la cabeza: abrir un puesto de libros en un mercado de la ciudad. Y así nació, en septiembre de 2014, La Palabrería, un punto de venta de libros al peso, con la balanza a punto como el resto de puestos del mercado.

Durante estos cinco años, sus estanterías han estado repletas de libros, de ejemplares que Miguel compra y de donaciones que le hacen. Libros de segunda mano ordenados por géneros y temáticas, libros de narrativa española, hispanoamericana y anglosajona; poesía, historia, filosofía, teatro, ensayo, guías de viajes, cocina, literatura infantil, juvenil y hasta diccionarios. También algunos títulos en inglés e italiano. En este tiempo, cuenta que lo más demandado ha sido todo tipo de narrativa, historia, arte y mucha poesía.

Los clientes se dejan aconsejar por Miguel. Porque hay quienes acuden hasta su puesto desde que abrió y, como dice, "más que clientes ya son amigos", gracias a la particular relación que se establece con quienes asiduamente buscan sus libros, le preguntan por títulos, se dejan aconsejar y comparten el gusto por la literatura.

Convencido de que la idea de su negocio iba a funcionar, estos cinco años de experiencia le han dado la razón. Sus expectativas, cuenta, incluso se han superado. La ubicación de su puesto en el Mercado de la Corredera le hace tener un lugar por donde, además de esos clientes habituales, pasan muchos turistas. Turistas que, además de algún libro, lo que más le piden son fotos. Porque el encanto y la particularidad de este puesto de mercado ha viajado ya por todo el mundo a través de fotos de los turistas.

Esa "ventana al mundo" en la que se ha convertido La Palabrería mira al futuro con decisión, con la confianza de seguir vendiendo libros en el mercado y abrirse a nuevas experiencias. "La gente me hace sugerencias y estamos abiertos a todo", dice Miguel, que en este tiempo también ha desarrollado actividades puntuales como talleres de encuadernación o de collage, e incluso algún club de lectura.

"Esperemos que sigamos aquí otros cinco o diez años más", dice con ilusión, rodeado de los libros que guían su vida y que le han dado un nuevo aspecto a este rincón del Mercado de La Corredera, donde se compran y se venden las mejores historias.

Etiquetas
Publicado el
16 de septiembre de 2019 - 08:00 h
stats