Un Pablo Casado en clave electoral arropa a Bellido para lograr la Alcaldía

.

La primera visita a Andalucía del recién elegido presidente del PP nacional, Pablo Casado, se ha producido este sábado en Córdoba, donde, en clave electoral ante las próximas citas con las urnas, ha querido reunirse con el PP cordobés y andaluz. En un guiño al candidato del PP a la Alcaldía de Córdoba, José María Bellido, Casado ha alabado el trabajo de los populares en la capital y le ha arropado de cara a lograr el sillón de la Alcaldía en mayo de 2019.

"En Córdoba se ha demostrado que el PP sabe gobernar. Lo hizo con un magnífico alcalde como José Antonio Nieto. Y lo va a volver a hacer cuando José María Bellido sea el próximo alcalde", ha asegurado Casado, acompañado por miembros del partido a nivel nacional como el exportavoz en el Congreso, Rafael Hernando, y el secretario de Organización, Javier Maroto, andaluces como la exministra de Empleo Fátima Báñez y el líder andaluz Juanma Moreno, y por supuesto, cargos orgánicos y públicos del PP cordobés, con su presidente, Adolfo Molina, y los portavoces en Ayuntamiento y Diputación, José María Bellido y Andrés Lorite, al frente.

Ese mismo gesto de apoyo lo ha tenido Casado con el portavoz del PP en la Diputación, Andrés Lorite, de quien ha dicho que será el próximo presidente de la institución provincial, en un encuentro previo a la Junta Directiva del PP andaluz donde Casado ha querido reunir al partido a su alrededor y olvidar los apoyos que desde Córdoba y Andalucía los militantes dieron a sus contrincantes en las primarias por la presidencia del partido: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría.

"Aquí están personas que han colaborado con distintos candidatos y aquí estamos todos unidos", ha querido zanjar sobre la división interna vivida en el PP en sus recientes elecciones internas. "El PP ya no está en funciones, ha vuelto para estar en la calle y no parar ni en agosto".

Apoyo a Juanma Moreno ante las elecciones andaluzas

La reunión de Pablo Casado con el PP cordobés y el andaluz ha servido para mirar ya de frente las próximas elecciones, tanto locales como andaluzas, atentos todos a un posible adelanto de los comicios autonómicos y para los que el líder del PP apunta a la preparación de su partido: "Da igual cuándo las convoquen porque vamos a ganarlas", ha confiado.

Y, en ese sentido, Casado ha lanzado un mensaje de unidad y apoyo al líder del PP en Andalucía, Juanma Moreno: "Es mi candidato, es nuestro candidato pero, sobre todo, es el mejor candidato para todos los andaluces", ha destacado. "Tiene todo el apoyo del PP nacional, de palabra y de presencia", ha apuntado para explicar que él mismo visitará en las próximas semanas ciudades como Algeciras, Málaga y Almería en lo que ha llamado "una agenda de trabajo" ya en clave electoral.

"Andalucía para nosotros es una prioridad", ha advertido Casado para decir que, tras el congreso nacional, el PP "sale muy fuerte e ilusionado y esa ilusión hay que transmitírsela a nuestros votantes y a quienes dejaron de votarnos". Y ha aludido directamente a la posibilidad de que en Andalucía pueda llevarse a cabo una alianza del PP con Ciudadanos, aunque ha criticado el actual apoyo del partido naranja al PSOE de Susana Díaz. "Si creen en la regeneración, han elegido un mal compañero de viaje", dijo.

En otro orden de cosas, en alusión a cuestiones estatales y también en clave electoral, Casado ha señalado la "debilidad" del Gobierno de Pedro Sánchez y la posibilidad de unas elecciones anticipadas. Sobre ello, ha avanzado que este domingo se conocerán encuestas "buenas para el PP" y ha señalado a Sánchez como su contrincante directo: "Mi adversario es Pedro Sánchez, es una cuestión de confrontación ideológica". Y, además, ha señalado que aspira a "volver a un modelo bipartidista" donde PSOE y PP lleven a cabo "una alternancia sana" y donde "no se dependa de nacionalismos".

Etiquetas
stats