Un Museo Taurino para que lo entiendan los no taurinos

Museo Taurino de Córdoba | TONI BLANCO
La institución reabre sus puertas con una clara voluntad de divulgar el universo de la tauromaquia

El Museo Taurino lleva cerrado desde el verano de 2005. Pero hoy vuelve a abrir sus puertas. Su espacio, una antigua casa señorial en el corazón de la Judería, estaba muy deteriorado y a habido que reformar el edificio entero, obra que ha realizado la Gerencia de Urbanismo. Tras nueve años de largos trabajos, al fin reabre al público. “Ha habido que replantear la museografía y ha habido problemas técnicos y administrativos que han hecho que esto se dilatase en el tiempo más de lo deseable”, reconoce el concejal de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón.

El museo taurino nació en 1954 en el marco de un museo de artes populares -no solo taurino- pero a partir de los años ochenta se dedicó solo al mundo del toreo como homenaje de la ciudad a este aspecto de la tradición hispana. Pero el muso actual quiere ir más allá y pretende ser una explicación de la importancia de la tauromaquia y su relación con muchas manifestaciones culturales en la historia, escultura, literatura, pintura música... “Mi sala favorita es la que se dedica a las artes plásticas con pintores, escultores, casi todos cordobeses, que retratan la tauromaquia de forma muy personal, siempre me ha fascinado”, señala el concejal.

“Uno de los ejes sobre los que más se ha trabajado para hacer esta propuesta ha sido compatibilizar la particularidades estéticas de la tradición taurina con las características de un museo moderno”, señala Moreno Calderón. La imagen del museo ha cambiado mucho, con la incorporación de nuevas tecnologías y medios que permiten al visitante pueda elegir los contenidos de la visita. “No sería entendible reproducir un museo con las ideas de hace 50 años”, subraya el edil.

La empresa catalana Kultura ha sido la que ha redactado todo el plan de musealización del Taurino y Dragados la firma que se ha encargado de los trabajos. La dotación del equipamiento salió a licitación con un presupuesto de 1,2 millones de euros y un plazo de obra de ocho meses. El Ayuntamiento se ha gastado ya algo más de cuatro millones de euros en las dos fases en que dividió la rehabilitación de un edificio que presentaba un deterioro que lo ponía en riesgo.

Etiquetas
stats