Los montes se quedan sin conejos y dejan sin alimento a linces y águilas

Un conejo.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha incluido al conejo silvestre en la Lista Roja de Especies Amenazadas, pues lo considera en peligro de extinción. Por primera vez en su historia, el conejo está "en peligro de extinción", una especie clave para mantener la biodiversidad y el equilibrio de los montes mediterráneos. Los montes de Córdoba, especialmente los de Sierra Morena, son un buen ejemplo de ello. Del conejo dependen otras especies amenazadas, como el lince ibérico y el águila imperial.

La falta de conejos en los montes y la declaración de esta especie como "en peligro de extinción" llega en un momento de enorme desequilibrio en una provincia como Córdoba. Aún este verano, la Junta autorizó a cuatro municipios (Moriles, Puente Genil, Santaella y Villanueva del Duque, este último en Los Pedroches) a otorgar permisos especiales a sus cazadores para abatir conejos. El objetivo era eliminar una especie que todavía en estos cuatro pueblos estaba considerada como una "plaga" por la Junta y estaba provocando grandes daños en la agricultura. Sin embargo, de manera paralela los conejos de los montes iban desapareciendo en masa.

Años atrás, prácticamente 30 municipios de la provincia llegaron a estar considerados como puntos donde había plaga de conejos. Aún hoy hay 88 términos municipales en Andalucía con esta consideración, que permiten la caza autorizada de conejos al menos hasta el 31 de mayo de 2020.

Sin embargo, la situación en los montes es crítica. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que "un nuevo episodio de enfermedad hemorrágica del conejo ha provocado una disminución estimada de las poblaciones de hasta el 70%". La mixomatosis, el virus inoculado por Francia en el siglo XX que prácticamente provocó una extinción masiva de conejos en el mundo, se ha recrudecido y está mermando de nuevo esta especie que solo en un año ha pasado de "Casi Amenazada" a "En Peligro" dentro de su área de distribución natural, en España, Portugal y el sur de Francia, según informa esta organización.

"Esta especie es clave e ingeniera de ecosistemas, es una presa esencial para el lince ibérico (Lynx pardinus), en peligro", y el águila imperial (Aquila adalberti), vulnerable", informa la organización, que reclama medidas para que se recupere esta población y para evitar que el ecosistema cordobés se resienta.

Recientemente, en una información de este periódico, los grupos ecologistas junto a Alberto Redondo, profesor de Zoología de la Universidad de Córdoba, achacaban precisamente a la falta de alimento la constante presencia de fauna en entornos poco favorables como es el caso de la ciudad. "Cuando le falta alimento fuera, vienen a buscarlo", afirmaba este profesor.

En el caso del lince, los ecologistas señalan que al no haber conejo en el monte muchos animales acuden a pueblos de la sierra donde acechan gallineros para tener algo que llevarse a la boca. En muchos casos buscan el alimento a decenas de kilómetros de su entorno, y acaban siendo atropellados.

Ahora, una vez que el conejo ha sido declarada especie en peligro de extinción las autoridades tienen que tomar la iniciativa. De momento, WWF pide al Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPAMA) elaborar un Grupo de Trabajo que aborde esta situación. Probablemente, la Consejería de Medio Ambiente acabará prohibiendo su caza.

https://cordopolis.es/2019/11/03/linces-buitres-zorros-torcaces-y-jabalies-la-fauna-salvaje-se-asoma-a-la-ciudad/

Etiquetas
Publicado el
14 de diciembre de 2019 - 03:16 h