María Pagés: "Llevo incorporado el sonido de la guitarra en mí"

María Pagés en una imagen promocional.
La bailaora sevillana lleva al Gran teatro su espectáculo 'Utopía', basado en la figura del arquitecto Oscar Niemeyer

María Pagés (Sevilla, 1963) lleva más de dos décadas en los escenarios. Investigadora nata con su baile, ha llevado al flamenco a dialogar en terrenos que en principio podrían pensarse que le son ajenos. Su espectáculo Utopía, que presenta el lunes en el Gran Teatro de Córdoba en el marco del Festival de la Guitarra, es un ejemplo. Una obra que deriva de sus conversaciones con el brasileño Oscar Niemeyer, uno de los arquitectos más importantes del siglo XX.

PREGUNTA. ¿Qué tipo de espectáculo vas a ofrecer en Córdoba? Unes la danza y la arquitectura...

RESPUESTA. Lo que trato de ofrecer en todas mis creaciones es la transmisión de un mensaje; quiero que mis obras sean emocionalmente emocionantes [risas] y que tengan la calidad que la compañía ha mantenido en sus 24 años. Esta es nuestra última creación y resume el flamenco tal cual yo lo entiendo, la coreografía tal cual yo la entiendo como un espectáculo global o una propuesta global. No solo se trata de bailar palos flamencos, sino de hacer toda una creación alrededor de todo ellos. Y con un criterio y un espíritu. En Utopía, en concreto, hay un mensaje claro: reivindicar la ética, siempre de la mano del inspirador de la obra que es Oscar Niemeyer, un arquitecto que además de ser un gran profesional y ejemplo de la modernidad misma, fue un gran humanista. Y fue esto lo que me interesó de él: su persona, su capacidad de hacer propuestas personales a través del arte siempre muy bien hilvanadas y conectadas.

P. ¿Cómo surgió tu relación con Óscar Niemeyer?

R. Fue a través de un amigo, Natalio Grueso, que luego dirigió el Centro Niemeyer, en Asturias. Me habló de él en una gira y me llamó poderosamente la atención que con casi 100 años Niemeyer siguiese trabajando. Porque las personas mayores muchas veces no se las considera útiles y él en cambio seguía trabajando, seguía en su lucha. Un par de años después coincidimos en una exposición en Madrid y hablamos por primera vez. Me emocioné, vi que detrás de esa persona había ese humanista que yo intuía, había un poeta, había una persona con las cosas muy claras y muy generoso con la humanidad. Entonces decidió hacer algo sobre él y así fue.

P. Y todo eso al son de una guitarra.

R. La guitarra está presente en mi vida desde que nací. Su sonido lo llevo incorporado en mi ser. Con ella trabajo constantemente, es el sonido que más me acompaña. Cuando termine está entrevista me voy a poner a trabajar con mi guitarrista a través del skype porque estamos componiendo lo nuevo para nuestro próximo espectáculo. Es un instrumento muy presente. Utopía de hecho empieza precisamente con varias nota de guitarra sola. Es un instrumento mágico para mí, con mil posibilidades, con estupendos intérpretes y compositores. Y en el flamenco ya sabemos la evolución tan interesante que ha tenido.

P. No se puede separar de él.

R. Es que es parte del arte. Siempre que veo a un guitarrista pienso que está abrazando a la guitarra. La manera de tocarla es como abrazándola.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2014 - 22:27 h
stats