Así se ven las barreras de Córdoba desde una silla de ruedas

Encarni trata de subir un escalón tras un paso de peatones

Encarni Trapero vive en el Guadalquivir, uno de los barrios más habitados de Córdoba pero "muy mal adaptado" para estar en silla de ruedas hasta tal punto que tiene que ir por la carretera cuando no está acompañada por su marido o su hijo. Encarni lleva toda la vida en silla de ruedas a causa de una vacuna de la polio que se encontraba en mal estado porque "venía con el virus activo" y perdió todas sus fuerzas tras una operación de columna y un año en la cama.

Pero no es solo este barrio el que se encuentra en esta situación para Encarni, en general. "Córdoba está muy mal", aunque puntualiza que "el centro sí está muy bien adaptado". Entre las cuestiones que denuncia está que las "rampas tremendas con inclinaciones en las aceras para el agua que hacen que te vayas para el lado". Además, en cuanto a los pasos de peatones ha explicado que "la mayoría" no se encuentran a cota cero. Otro de los barrios en los que ha encontrado problemas es Noreña, un barrio nuevo que califica como "horroroso" para desplazarse.

Además, Encarni indica que en las aceras también encuentra partes en las que los adoquines no se encuentran y hay socavones, lo que puede provocar accidentes si las ruedas se enganchan, "no he llegado a caerme porque he ido con mi marido y me ha tenido que agarrar". Una conocida de Encarni no tuvo tanta suerte, al cruzar un paso de peatones "se le enganchó la rueda y se partió la pierna".

Estas actuaciones que, como Encarni o Isabel, reclaman las personas con movilidad reducida, se encuentran dentro de 1.300 pendientes de mejora en la ciudad, que según explica el concejal delegado de Inclusión y Accesibilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Bernardo Jordano, se están trabajando "de manera coordinada entre delegaciones" dentro de un Observatorio de la Accesibilidad que se ha puesto en marcha. Además, detalla que "se ha creado un mapa de actuación que se alimentará de las acciones ya efectuadas y de las nuevas demandas vecinales".

"Una vez hablé con el encargado que estaba arreglando una carretera por si le importaba echarle cemento para impedir así que se quedara el escalón", narra Encarni. Pero la respuesta de este fue "que no era posible". En cambio, en una situación similar, "otro trabajador que tenía un hermano en sillas de ruedas me dijo que sí".

Problemas en los locales

Desde la Asociación Cordobesa de Polio y Post-Polio (Apopycos) señalan que hace tres años dos personas ajenas a la asociación, pero que solicitaron su ayuda, presentaron en la oficina de movilidad reducida una lista de 100 bordillos que no eran accesibles. Sin embargo, el problema "aun no se ha solucionado". Además, la secretaria de Apopycos, Isabel Rosas denuncia que hay sitios "muy peligrosos" en la ciudad cordobesa. Un ejemplo de ellos está en la calle Cañada Real donde "para cruzar a la otra acera tienes que pasar por el lavadero de la gasolinera donde están entrando continuamente coches y es un peligro". Esto ocurre porque el acerado de esta acera no está rebajado a cota cero, cosa que sí se ha solucionado en la acera de enfrente.

Al igual que Encarni coincide en que "el centro está bastante bien". Isabel aclara que desde la administración les indican que necesitan proyectos para realizar las modificaciones, mientras que lo que necesitan es que "cuando se exponga el problema, se solucione".

En cuanto a las tiendas y locales comerciales ha narrado un caso que le ocurrió a una de las chicas de la organización "quiso entrar al baño y no había un bar donde pudiera entrar porque no tenían rampa, los locales son menos accesibles". En otro bares, los baños se utilizan de trastero por lo que "entras con la silla al baño y te encuentras sillas apiladas, bidones de cerveza...".

Entre estas actuaciones que tiene previstas el ayuntamiento para mejorar estas situaciones así como facilitar también el desplazamiento de personas con otras discapacidades como la auditiva o la visual, se encuentran "desde pasos elevados de peatones, rebaje de bordillos o suelo podotáctil". Jordano señala que para estas "se ha previsto" un presupuesto de 2,5 millones de euros y que se aplicará un millón de euros "en lo que queda de ejercicio 2021". Además, este viernes el delegado ha presentado seis actuaciones en Ciudad Jardín para mejorar el desplazamiento de estas personas por el Distrito.

Para Jordano, lo más importante es el cambio que desde la administración de Córdoba se está dando al pasar a hablar de accesibilidad universal, englobando así tanto a personas con movilidad reducida como a personas ciegas, sordas o con cualquier otro tipo de discapacidad. Para esto, explica que "se identifica la Delegación competente para cada actuación, se impulsa y se hace seguimiento". Tras lo que se diagnostica y se prioriza "buscando la eficiencia".

A las nuevas acciones para adaptar los pasos de peatones a cota cero, se le suma también la demanda del ensanchado de aceras "hay barrios con acerados muy estrechos y que tienen farolas en medio" por lo que no pueden pasar con las sillas y "tienes que volver para atrás y no puede pasar la silla. Tienes que volver para atrás", expone Isabel. Por esto y todos los problemas mencionados, Encarni invita a la gente "a que estuviera unos días en silla de ruedas y se fueran por Córdoba para que vean las barreras arquitectónicas que hay".

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2021 - 06:01 h
stats