Un sello de garantía reconocerá a las peluquerías y centros de estética legales para luchar contra la economía sumergida

Gregorio Porras y Blanca Torrent, presentan el sello de garantía de peluquerías y centros de estética

Un sello de garantía reconocerá a las peluquerías y centros de estética legales de Córdoba con el objetivo de luchar así contra la economía sumergida en este sector. La Unión de Empresas de Peluquerías y Estética de Córdoba ha puesto en marcha este proyecto piloto, con una ayuda económica de 17.000 euros por parte del Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (Imdeec).

El sello de garantía distinguirá a las peluquerías y centros de estética que cumplan todos los requisitos legales y de protección ante el consumidor. Se creará una base de datos y una página web con geolocalización donde el cliente podrá comprobar si la peluquería o el centro de estética cumple con dichos requisitos, que pasan por tener licencia de apertura y licencia fiscal, estar dado de alta y al día en los pagos de autónomo; tener seguro de responsabilidad civil y estar al día en relación a la Ley de Protección de Datos.

La presidenta del Imdeec, Blanca Torrent, acompañada del presidente de la Unión de Empresas de Peluquerías y Estética de Córdoba, Gregorio Porras, ha valorado que, con este sello de garantía, “las empresas, los clientes y la sociedad en su conjunto lograremos tres beneficios: mejorar la atención al consumidor con total garantía; reducir la clandestinidad porque el cliente sabrá que si el establecimiento no cuenta con este sello no trabaja legalmente y lo hace en fraude de impuesto; y contribuir al bienestar de la sociedad a través del pago de impuestos”.

Este proyecto piloto pretende así aumentar la competitividad del sector y lucharar contra la competencia deseleal. La iniciativa pretende extenderse desde Córdoba -donde hay más de 1.000 empresas de peluquería y estética-, al resto de Andalucía, ha dicho Torrent.

Por su parte, Gregorio Porras ha dicho que este proyecto trata de “darle luz a las personas que hacen bien su trabajo y aportan bienestar a la sociedad”. “Con este sello se adquiere una garantía de calidad, tanto para el consumidor como para el trabajador”, de manera que ejerza en un entorno seguro con prevención de riesgos laborales.

Porras ha destacado que los requisitos legales benefician al consumidor en cuanto a la protección ante alguna reacción a productos o láser, por ejemplo, en estos establecimientos, frente a quienes realizan estas prácticas sin estar dados de alta. “Dentro de nuestro sector la economía sumergida abunda, es muy fácil. Y produce una competencia desleal que compite con la ventaja del precio”, ha asegurado.

De hecho, afirma el presidente de la asociación, no se pueden cuantificar los negocios en fraude, si bien “hay pueblos en los que el 70% de las peluquerías abiertas son ilegales, porque están en domicilios y ahí nadie puede entrar” a controlar esta práctica.

El sello de garantía de las peluquerías, barberías, centros de estética y similares será un certificado que se expedirá anualmente. Cada año se actualizará la base de datos de estas empresas, con la actualización de los requisitos solicitados, una documentación que se pedirá y revisará año tras año. “Si mentalizamos al cliente final, entenderá que por pagar un poco más contribuye y tiene sus garantías cubiertas”.

Etiquetas
stats