PATRIMONIO

Reclaman al Ayuntamiento que restaure y proteja la locomotora de 1864 de la antigua estación

Locomotora de 1864 junto a la antigua estación

La Asociación para la Defensa del Patrimonio Industrial de Córdoba ha denunciado ante el Ayuntamiento de la capital el estado de abandono y el deterioro de la locomotora de tren de 1864 que preside la entrada de la que fuera la antigua estación de ferrocarril de la ciudad y ha reclamado que la restaure y proteja, trasladándola a una ubicación cerrada.

La máquina locomotora a vapor -conocida por su modelo como Santa Rita-, es un diseño de la ingeniería de estructura metálica roblonada y fue construida en París en 1864, con número de matrícula de Renfe 020.212. Se construyó seis años más tarde de la llegada del ferrocarril a Córdoba. “Esta máquina locomotora está tutelada por el Ayuntamiento de Córdoba, que se hizo cargo de su gestión y cuidados cuando trasladó esta locomotora desde la Plaza de las Tres Culturas a su emplazamiento actual en el Paseo de la antigua Estación de Ferrocarril de Córdoba en la Glorieta Conde de Guadalhorce”, argumentan desde el colectivo denunciante.

La petición presentada ante el Ayuntamiento esta semana -al que ha tenido acceso Cordópolis-, solicita que “que se retire del lugar actual este bien y que se proceda a la restauración de la locomotora Santa Rita de los desperfectos y deterioros” que se ha observado en la misma. La Asociación para la Defensa del Patrimonio Industrial de Córdoba ha observado daños en la locomotora como “herrumbre y desaparición de partes de su chasis metálico; desaparición de elementos de control mecánico; desaparición de sus elementos de madera y carcoma de los que se mantienen; grafitis en su estructura exterior; basura acumulada en el interior de la cabina y rotura de las cartelas metálicas de identificación”, entre otros.

Asimismo, en el escrito al que adjuntan fotografías del estado actual de la locomotora, reclaman al Ayuntamiento que, “por ser un elemento de gran valor pedimos se ubique en un lugar cerrado con el fin de evitar su deterioro. Y que tras la restauración se lleve a cabo una intervención de contextualización patrimonial junto a la citada locomotora Santa Rita consistente en un monolito o cartela donde se identifique y se describa el bien en sus aspectos históricos, tecnológicos, sociales y simbólicos, como resumen de todos sus valores patrimoniales”.

El colectivo de protección del patrimonio industrial cordobés recuerda que hace años que ha denunciado este derioro de la locomotora, con escritos dirigidos al Ayuntamiento de Córdoba. “Como agravante reiteramos que estos hechos ya son conocidos desde hace tiempo”, tanto por la sociedad cordobesa como por el propio Consistorio, pues en junio de 2019 las asociaciones en Defensa el Patrimonio Industrial de Córdoba, de los Vecinos Vial Huerta de la Reina y de los Amigos del Ferrocarril presentaron de manera conjunta una instancia al Ayuntamiento para denunciar el estado de la máquina cuando se celebraba el 160 aniversario de la llegada del ferrocarril a la ciudad.

Hay que recordar que a primeros del pasado mes de septiembre, esta asociación ya presentó una denuncia ante la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Córdoba -a la que ha tenido acceso este periódico-, “por el estado de abandono y de destrucción de un bien cultural de titularidad pública representativo del patrimonio ferroviario e industrial cordobés y andaluz”.

Construida en el ferrocarril minero

La Santa Rita -explican desde la asociación-, junto a su hermana gemela Leonito, fueron construidas para el ferrocarril minero Zaragoza - Escatrón, compañía constituida en 1865 con el objetivo de explotar la zona minera del bajo Aragón. El 15 de junio de 1874, se inauguró el primer tramo ferroviario entre Zaragoza - Fuentes del Ebro y, para la construcción de dicho tramo se adquirieron dos modestas locomotoras de vapor de la firma francesa Anjubault, que contaban una potencia de 200 CV, una tracción de 2.220 Kg, y trabajaban a una presión de 8 Kg/cm2. Los problemas económicos de Zaragoza - Escatrón las llevaron en 1881 a integrarse en el ferrocarril Valls - Villanueva - Barcelona (VVB); poco tiempo después, fue absorbida por Tarragona - Barcelona - Francia (TBF) y a su vez esta pasó a formar parte de la línea Madrid - Zaragoza - Alicante (MZA). De ahí, su primera referencia: MZA 612.

Dicha empresa había adquirido la explotación del ferrocarril Córdoba - Sevilla en 1875, así como todas sus concesiones mineras; por ello se conoce que la Santa Rita trabajó en las minas de La Reunión, en la localidad sevillana de Villanueva del Río. Tras la finalización de la Guerra Civil, las dos locomotoras pasaron a Renfe, donde recibieron la nomenclatura conocida 020-0211 y 020-0212. Tras darles de baja la empresa ferroviaria, fueron adquiridas por la sociedad industrial emblemática de Córdoba: La Electromecánicas, rememoran desde la asociación.

Etiquetas
stats