Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

El gobierno local aprobará el lunes el nuevo proyecto para rehabilitar el Templo Romano y hacerlo visitable

Templo romano de Córdoba | MADERO CUBERO

Carmen Reina

0

La Junta de Gobierno Local tiene previsto aprobar el próximo lunes 27 de marzo el nuevo contrato que prevé la recuperación del Templo Romano y su apertura a las visitas, con un centro de interpretación de la huella romana en Córdoba.

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha anunciado que el gobierno local podrá así licitar las obras, después de que el proyecto quedara varado inicialmente cuando la empresa que se hizo cargo de las obras las dejó a medias y hubo que rescindir el contrato. Ahora, con un nuevo contrato que recupera el mismo proyecto y adapta los precios al incremento que hubo por la guerra en Ucrania, el gobierno local confía en licitar el contrato y que, con un plazo de ejecución de ocho meses, la obra pueda estar terminada de aquí a un año.

El proyecto, que se financia con fondos Next Generation asignados por el Gobierno de España al Ayuntamiento dentro de la Red de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, recuperará el recinto del Templo Romano y lo hará visitable, además de contar con un centro de interpretación.

La responsable del proyecto en la Gerencia de Urbanismo, Carmen Chacón, ha explicado que se ha hecho un diagnóstico y estudio patológico del estado del templo y que ahora se retomarán las actuaciones después de lo que ya avanzó la empresa inicialmente encargada en el anterior mandato municipal.

El proyecto recuperará la imagen de podium del Templo Romano y dejará ver con una marca en el ladrillo el nivel del terreno original, cuando el edificio estaba en uso en época romana. Asimismo, se va a recuperar toda la cota del pronao, la parte de entrada al templo rodeado por las columnas, de manera que el visitante va a poder acceder a él y va a poder llegar a lo que era la explanada previa. El visitante va a poder tener las vistas a lo que era el circo romano que ocupaba San Pablo y Orive.

Además, habrá una escalinata que permita el acceso desde arriba, recorrerá el lateral del Ayuntamiento y desembocará a una explanada en una cota elevada, “que jamás se ha tenido y va a ser una aportación para comprender cómo era la visión de la ciudad desde este elemento”.

A su vez, se va a recuperar la parte de debajo del pronao, la cimentación, restos que comparte el Templo con el Ayuntamiento. De hecho, el centro de interpretación del mundo romano se encontraría en la planta baja del Ayuntamiento.

Los técnicos responsables prevén que la tramitación del expediente y su adjudicación lleve dos meses, a los que se sumarán los ocho meses de obras y, si no hay contratiempos, en un año se pueda visitar el Templo Romano.

Etiquetas
stats