Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Después del Roscón, el propósito pendiente de cada año: ir al gimnasio

Gimnasio Hidrosport en Córdoba.

María Berral

0

Enero acaba de empezar y entre los propósitos de año nuevo, una vez más, iniciarse en el deporte y comenzar una vida más saludable. Un objetivo que en la mayoría de los casos se queda a medio camino, y llega a durar, como mucho, algo más de un mes. Así lo señalan desde diversos gimnasios que han hablado con Cordópolis.

La comida saludable y el ejercicio están cada vez más arraigados en la población, por ello, tras las copiosas cenas navideñas y el Roscón de Reyes como colofón final, los cordobeses se plantean, un año más iniciar una rutina en el gimnasio. A mediados o finales de enero es cuando comienzan a llegar a los centros deportivos los nuevos usuarios, que este año por fin, se han decidido. Así lo confirma Rocío Hermosín, gerente de Hidrosport, que señala que “aún no se ha notado” la llegada de nuevos clientes. Es el caso de Imfit, donde Ignacio Molina, apunta que en lo que va de año han tenido cuatro nuevos usuarios.

Al contrario, en Top Health, Francisca Matas explica que sí está notando las nuevas altas incluso desde antes del día de Reyes, algo que le ha sorprendido ya que “otros años hasta que no pasa Reyes la gente no se apunta”. En cambio, el porcentaje de nuevas altas este 2022 “puede rondar el 15%”, apunta.

A principios de año hay dos tipos de clientes y dos objetivos, explica Ignacio, “los que vienen nuevos, vienen para adelgazar, pero también están los que llevan tiempo haciendo deporte y se cambian para avanzar y mejorar”. Pero en los nuevos clientes la constancia es el primero de los retos, que en su gran mayoría se queda por el camino. “La mayoría de los nuevos usuarios son temporales, están tres o cuatro meses y se dan de baja”, explica el dueño Energym, Ángel Caunero.

En el caso de Hidrosport, según detalla Rocío, hay usuarios que están más puestos en el deporte y “tienen más regularidad”, sin embargo, “los que son más sedentarios se ponen un objetivo y les dura un mes o dos, como mucho”. Los que tienen una rutina son, asegura, quienes “mantienen a los centros deportivos”. De los nuevos usuarios que llegan cada año, el 60%, indica, acaba dándose de baja al mes; el resto en torno a los dos y tres meses.

Cambios debidos a la pandemia

Como en todos los ámbitos, el aumento de contagios que se está produciendo en la capital y en la provincia, hace que los posibles clientes sean más reticentes a apuntarse al gimnasio. Esto lo ha notado Rocío, que asegura que en su centro ahora se apunta un 10% de las personas que lo hacían antes. Este descenso viene notándolo desde que comenzó la pandemia, según detalla, “ahora se puede apuntar una persona a la semana y antes llegamos a tener 10 al día”.

Por el contrario, Francisca, cree que el virus ha demostrado “que el deporte ayuda a mantener el bienestar y la gente está mentalizada para ir”. Desde Top Health apunta que, al contrario que otros años, “en octubre, noviembre y diciembre no se ha notado diferencia de bajas o asistencia” con respecto al resto de meses.

Con esta concienciación por el deporte y la vida saludable, el rango de edad ha aumentado en los centros deportivos, así lo confirma, Ángel, que en Energym cuenta con personas de 35 para arriba, “ya no son solo chavales de 20 años”, apunta. Rocío también indica que en su centro usuarios tienen “de 35 a 55 años”.

Nuevos métodos de captación de clientes

Para atraer a nuevos clientes o acabar de decidir a aquellos que aún están pensando si apuntarse o no al gimnasio este año, o dejarlo para el siguiente, los dueños de estos están implementando nuevos métodos. Además, de haber adaptado sus actividades a raíz de la pandemia.

En Imfit, han realizado un sorteo en Instagram de una cesta que cuenta con un mes gratis en el centro, una plaza para un seminario de halterofilia, una sesión de fisioterapia y unas calleras y una comba, entre otras cosas. Ignacio, señala que Córdoba es una ciudad deportista y que, en su caso, “casi el 90% de los que vienen no suelen irse”.

En el caso de Top Health, ofrecen clases más personalizadas, y ahora que nos hemos acostumbrado a los aforos reducidos, ofrecen clases en grupos reducidos de entre 5 y 6 personas, o incluso individuales.

Ahora, que ya han pasado los Reyes, y se han acabado los roscones, lo importante, es seguir manteniendo la ilusión por cumplir los propósitos de año nuevo, sea ir al gym, dejar de fumar o leer más. Pero poder tacharlos de la lista para el 2023.

Etiquetas
stats