Eva Contador (PP) y Eva Timoteo (Cs) en una rueda de prensa.

En 24 horas, el Pleno del Ayuntamiento de Córdoba celebrará el Debate sobre el Estado de la Ciudad en un año marcado por la pandemia del Covid 19. La crisis económica y social que ha traído aparejada la crisis sanitaria hace de este debate un escenario clave para analizar la respuesta que se ha dado desde el Ayuntamiento. A este momento, los socios del PP y Ciudadanos al mando del Consistorio intentan llegar cerrando la última crisis en su equipo de gobierno, protagonizada por la exteniente de alcalde de Servicios Sociales, Eva Timoteo (Cs), que ha mantenido desde el principio del mandato su actividad privada como procuradora en un despacho a la vez que su cargo y sueldo público al frente de un área que ha estado en el centro de la acción política en la pandemia.

Una vez que la propia Timoteo había admitido su doble dedicación laboral -privada y pública- y que un informe del secretario del Pleno ponía negro sobre blanco que la concejala debe devolver el dinero cobrado de más, además de pedir la compatibilidad de actividades al Pleno o dejar alguna de ellas, este caso ha provocado que el alcalde, José María Bellido (PP), haga una nueva crisis de gobierno -la tercera en menos de dos años de mandato-, para ajustar las responsabilidades de sus ediles y sus delegaciones municipales.

Ahora, Eva Timoteo dejará el área de Servicios Sociales y no será teniente de alcalde ni formará parte de la Junta de Gobierno Local. Asumirá las delegaciones de Participación Ciudadana y Solidaridad, además de Igualdad que ya ostenta, y renunciará a su sueldo como capitular hasta que el Pleno del Ayuntamiento autorice su dedicación parcial para compatibilizar su responsabilidad municipal con su trabajo de procuradora.

Mientras, el PP se hará con Servicios Sociales, con la edil Eva Contador, que mantiene su responsabilidad en la delegación de Mayores. Este cambio de carteras ha sido el movimiento que populares y naranjas han acordado para intentar cerrar la última crisis de su gobierno de coalición, justo antes del Debate del Estado de la Ciudad en una sesión plenaria, ante una oposición que ha venido pidiendo en los últimos días la dimisión o cese de Timoteo por mantener su actividad privada a la vez que su cargo público.

A este nuevo reparto de responsabilidades en el gobierno local se llega después de varias crisis anteriores, en el año y ocho meses de mandato municipal actual. Primero, la dimisión por motivos de salud del que era responsable de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón (PP) le llevó a ser sustituido en esa responsabilidad por Blanca Torrent (PP) y a la entrada como nueva concejala de Lourdes Morales, que se hizo cargo de Transformación Digital. Posteriormente, un nuevo reparto de áreas haría que Aguilar asumiera Cultura, además de Festejos y Promoción de la Ciudad, y Torrent se centrara en Desarrollo Económico y el Imdeec. Y después, la dimisión de Laura Ruiz (PP) que llevaba Casco Histórico y el Imgema, trajo consigo la entrada de una nueva edil, Cintia Bustos, que asumió Juventud y el Imgema, mientras Casco Histórico pasaba a estar en manos de Marián Anguilar.

Casos Timoteo y Torrejimeno

Todos estos cambios han estado en las filas del PP. Pero su socio de gobierno, Ciudadanos, no ha estado exento de momentos de crisis como el que ahora ha protagonizado Eva Timoteo y ha provocado el último cambio en el ejecutivo local. Al caso Timoteo por su doble actividad pública y privada, que el gobierno municipal quiere cerrar sin que el asunto acabe en los tribunales como han amagado IU y Podemos, se le suma la comisión de investigación que se va a abrir sobre la gestión de Manuel Torrejimeno (Cs) al frente del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco), después de que la que era gerente del organismo, María Luisa Gómez Calero -a la sazón número 6 de la lista municipal de Cs- dimitiera por "presiones que podrían rozar la ilegalidad" según denunció hace ahora un año.

El caso llegó a los tribunales, acusando Torrejimeno a Gómez Calero de un supuesto delito de revelación de secretos al publicarse en los medios de comunicación un correo que el presidente del Imdeco le dirigía a la gerente con las órdenes y gestiones que esta consideró que podrían rozar la ilegalidad. Ahora, esa denuncia ha quedado archivada al considerarse que no había indicios de delito y el Pleno del Ayuntamiento ha aprobado abrir una comisión de investigación para analizar las responsabilidades políticas sobre este asunto. Antes, PSOE, IU y Podemos habían pedido la dimisión de Torrejimeno e investigar su gestión al frente del Imdeco, pero la comisión que se abrirá, a propuesta de PP, Cs y Vox, se circunscribirá al correo enviado y a aquellos hechos que no acabaran en los tribunales.

Con estos mimbres, el gobierno municipal de PP y Cs afronta este jueves el Debate del Estado de la Ciudad, donde la oposición sacará a relucir que la ciudad no cuenta aún con presupuestos para este año 2021, en mitad de la crisis y la pandemia del Covid.

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2021 - 05:45 h
stats