El alambre de Ciudadanos que puede complicar el mandato en el Ayuntamiento

Eva Timoteo e Isabel Albás, este jueves antes del Pleno.

Es una especie de tormenta perfecta con efecto dominó. El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba vive días convulsos que pueden complicar, y mucho, la gobernabilidad municipal.

Esta semana, Izquierda Unida ha denunciado que la concejala de Ciudadanos y delegada de Servicios Sociales Eva Timoteo ha incurrido en causa flagrante de incompatibilidad: tener un salario en exclusiva del Ayuntamiento y seguir ejerciendo como procuradora. Timoteo ha reconocido que mantiene su despacho abierto, donde está contratada una persona, y que acude solo para firmar y pagar impuestos. La concejala ha insistido en que siempre tuvo la autorización verbal del secretario del Pleno, Valeriano Lavela. No obstante, su situación actual es complicada. IU y PSOE amagan con acudir a los tribunales en caso de que Timoteo no dé un paso atrás. Los socialistas ya están pidiendo directamente al alcalde, José María Bellido, que la cese.

Pero la marcha de Timoteo tendría un efecto dominó que incluso podría ser demoledor. La siguiente en la lista de Ciudadanos es María Luisa Gómez Calero. Gómez Calero dimitió como gerente del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco) en febrero del año pasado, en mitad de un enorme escándalo que ha acabado en los tribunales y con el que está enfrentada al actual concejal Manuel Torrejimeno. Torrejimeno denunció a Gómez Calero. El pasado 30 de octubre, Ciudadanos acabó expulsando del partido a esta mujer.

En caso de que dimitiese Eva Timoteo, de manera voluntaria u obligada, y que Gómez Calero aceptase ser concejala la gobernabilidad en el Ayuntamiento de Córdoba se complicaría. El PP y Ciudadanos tendrían que negociar con Vox y también con esta concejala para sacar asuntos adelante. Populares y naranjas tendrían 13 concejales. Con los dos de Vox ya tendrían mayoría absoluta, pero las votaciones se estrecharían. Es más, las competencias se estrecharían. Habría un concejal de gobierno menos y por tanto la Delegación de Servicios Sociales tendría que ser asumida por otro compañero.

Esta semana, además, el PSOE, IU y Podemos han retomado su ofensiva contra Torrejimeno y el Pleno ha aprobado la creación de una comisión de investigación. PP, Ciudadanos y Vox la han descafeinado algo y la han circunscrito al email que mandó Torrejimeno a Gómez Calero, y que fue lo que provocó todas las reacciones en cadena. Torrejimeno no va a abandonar su acta de concejal y el equipo de gobierno tampoco lo va a dejar caer, pero la comisión de investigación va a enrarecer mucho el ambiente, máximo si finalmente Gómez Calero acaba entrando en el Pleno.

Etiquetas
Publicado el
14 de febrero de 2021 - 06:00 h
stats