Licitación casi a punto: el centro cívico Vallehermoso encara ya su ampliación

Centro Cívico Vallehermoso

Casi listo para la licitación. Así se encuentra el proyecto de ampliación del centro cívico Vallehermoso, ubicado en el Distrito Poniente Norte y que da servicios a toda la zona de Electromecánicas, Parque Azahara, Miralbaida y Las Palmeras. Este centro apenas tiene 50 metros cuadrados y, aunque cuenta con los servicios mínimos, muchas son las carencias que vienen sufriendo los vecinos de esta parte de la ciudad. Entre los más solicitados, una mayor biblioteca, una sala de estudio y más dependencias donde desarrollar las diferentes actividades que se organizan.

Tal y como explica el presidente de la Asociación de Vecinos Nueva Miralbaida, José Manuel Borja, el centro se ha quedado pequeño para toda la población que reside en estas barriadas. En primer lugar, Borja destaca que “sólo hay una sala en la que se realizan todo tipo de actividades” y la biblioteca con la que cuenta este centro es de reducidas dimensiones. “Se construyó hace unos años en lo que eran unos antiguos vestuarios y no hay una cierta intimidad para estudiar”, explica Borja.

En segundo lugar, Borja incide en la necesidad de que “los servicios administrativos vuelvan al centro cívico” ya que “hay mucha gente mayor que no puede desplazarse hasta el Ayuntamiento para hacer algún trámite”. Borja se refiere al proceso de centralización que el Consistorio llevó a cabo el pasado mes de noviembre y que, previsiblemente, finalizará para el próximo febrero.

Por último, el presidente de la asociación de vecinos también asegura que el horario de la biblioteca no responde a las necesidades de los ciudadanos. Este servicio, al igual que ocurre en el resto de barriadas, se ofrece por las tardes y un único día por la mañana; una situación que dificulta el estudio tanto para los jóvenes como para los adultos. Éste es el caso de Cristóbal Girón, que actualmente se está preparando unas pruebas para ascender en su puesto de trabajo, y que denuncia el horario de la biblioteca: “No tiene un horario establecido de 9:00 a 21:00, el espacio que hay es ridículo y muchos días no abre”, asegura Girón.

Ante esta situación, la única solución para los vecinos de esta zona es “ir hasta el centro de Poniente Sur, en la Plaza de Toros”, edificio que se encuentra a casi dos kilómetros del centro cívico Vallehermoso. “Es un camino muy largo y un adulto sí puede ir pero, ¿y los niños que quieran estudiar en una biblioteca?”, se pregunta Girón.

Para paliar estas deficiencias, el Ayuntamiento prevé licitar para los próximos meses el proceso de ampliación del edificio Vallehermoso para adaptarlo a un nuevo “concepto de centro cívico”. En este punto, la delegada de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Alba Doblas, recuerda que este centro es uno de los más pequeños de la Red de Bibliotecas ya que su construcción, a principios de la década de los 90, respondió a las necesidades de aquellos años. Sin embargo, el aumento de población en los alrededores ha requerido la redacción de un proyecto que permita hacer de este centro cívico un lugar adecuado para los vecinos.

En este proyecto, el Ayuntamiento ha previsto adaptar el centro a las personas con movilidad reducida y se procederá a la colocación de un ascensor. Entre otras intervenciones, las obras también se centrarán en mejorar la segunda planta del edificio y en adecuar un salón de actos.

Etiquetas
stats