Juegos, nuevos amigos y un verano en paz

Niños saharauis pasan en Córdoba 'Un verano en paz' | ÁLEX GALLEGOS

Bel-La tiene 11 años. Acaba de llegar de los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, donde está habituado a vivir a 50 grados durante los meses de estío, en el Sáhara, con apenas pozos de agua y ninguna vegetación. Desde este miércoles y durante los meses de julio y agosto, convivirá con una familia en Córdoba, donde Anabel, su marido y sus dos hijos -David de 11 años también e Isaías de cuatro- son su familia de acogida para vivir Un verano en paz.

Es el lema de la campaña que, un año más, organiza la Asociación de Amigos de los Niños Saharauis y que ha traído hasta Córdoba y su provincia este año a un total de 145 pequeños de entre 9 y 12 años. Cuarenta de ellos se quedaran con familias de acogida en la capital, mientras que el resto se repartirán entre 45 pueblos de la provincia.

Bel-La repite por segundo año consecutivo con la familia de Anabel, que tiene claro que "es necesario ayudar" a estos niños. La acompañan sus dos hijos para recibir al pequeño saharaui, que el año pasado pasó cuatro meses con ellos, al alargar su estancia veraniega otro par de meses por una operación.

Juegos, la piscina, alguna escapada a la playa, nuevos amigos y un verano de paz es lo que esta familia ofrece a Bel-La, al igual que el resto de quienes han decidido abrir sus casas para compartirla durante unos meses con los niños saharauis. "Se adaptan muy pronto", cuenta Anabel sobre su experiencia y, otros padres y madres, relatan lo que las familias aprenden de estos pequeños y de sus dificultosa realidad del día a día.

"Vamos a pasar un buen verano", apuntan como la idea principal que les mueve para acoger a los niños, que hablan, ríen y comparten el desayuno ofrecido como bienvenida este miércoles por la Diputación Provincial. En estos días, pasarán por actividades en el Zoológico y el Jardín Botánico, entre otras, compartiendo juegos y visitas.

Desde la institución y la asociación que han recibido a los pequeños no dejan de recordar la importancia de sensibilizar a la población con la realidad de los campamentos de refugiados. "Las familias ofrecéis solidaridad y también esa sensibilización necesario en vuestro entorno y vuestros pueblos", argumentaba la responsable de Cooperación en la institución provincial, Ana Guijarro.

"Tenemos que reivindicar este ejemplo de solidaridad, en un mundo global pero que cada vez tiene más fronteras", ha señalado el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, quien ha aprovechado para destacar "la oportunidad que nos brindan estos niños de conocer sus costumbres, su pueblo y la realidad que viven".

Etiquetas
stats