Juana Martín al juez: “Invercaria me engañó”

Juana Martín en su entrada a la Audiencia | MADERO CUBERO

La diseñadora de moda cordobesa Juana Martín ha negado este jueves en el juicio por alzamiento de bienes en el que está acusada que cometiese ninguna irregularidad en la contabilidad de sus empresas. Es más, ha descargado toda responsabilidad en la empresa de capital público Invercaria, que llegó a tener el 40% del capital de una de sus firmas, Juana Martín Andalucía, "y que me ha dejado en la ruina, me ha engañado".

La diseñadora está acusada –junto a un hermano y a su padre, miembros del consejo de Juana Martín Andalucía- de un delito de alzamiento de bienes o frustración de la ejecución de un embargo de bienes que se iba a hacer por Invercaria. En concreto, la empresa pública iba a cobrarse con un inmueble propiedad de Martín. Ese intento de cobro trató de ser ejecutado posteriormente por la entidad Inverseed, que se quedó con la participación de Invercaria en la firmas de la diseñadora.

La Fiscalía ha solicitado tres años de cárcel y 5.400 euros de multa para cada una de las personas físicas, así como 7.200 euros para cada una de las dos entidades jurídicas encausadas. Mientras, la entidad Inverseed ha solicitado para cada uno de los procesados cuatro años de prisión por la supuesta comisión de un delito de insolvencia punible, en su modalidad de alzamiento de bienes, y seis años de prisión por un delito de estafa en su modalidad agravada de estafa procesal.

En la vista, los letrados de Inverseed han tratado de demostrar el uso irregular de la deuda que hacía la diseñadora y de la cantidad de la misma. En este sentido, han destacado que entre la deuda declarada en una de las entidades bancarias, que asciende a 168.000 euros, se incluye un fondo de 60.000 euros para los gastos de abogados como parte de un contrato cerrado que entre sus formas de pago incluye trajes de flamenca.

Inverseed también ha tratado de dejar claro en la vista que Martín decidió de repente y tras años de retrasar una deuda creciente entre sus dos firmas (Juana Martín Andalucía debía dinero a Juana Martín Diseño) y elevar a público esa morosidad para tratar de evitar el embargo de las fincas de su propiedad por parte de los acreedores. Martín ha respondido negando la mayor y ha afirmado que la elevación a público solo respondía al consejo de sus asesores.

La diseñadora ha insistido en que se siente engañada por Invercaria y ha afirmado que todos los movimientos de dinero se hacían de manera transparente y dentro de la legalidad. En este sentido ha insistido en que pidió asesoramiento a altos cargos de la Junta para poder pagar su deuda con Invercaria y que esa misma entidad pública le llegó a decir que podrían ajustar cuentan con pagos mensuales de 3.000 euros.

En este sentido, el presidente de Invercaria, Francisco Álvaro Julio, explicó en su momento que las reclamaciones judiciales, tanto de carácter civil, como de orden penal efectuadas a las sociedades Juana Martín Diseño y Juana Martín Andalucía, han sido realizadas por Inverseed, pues, "si bien fue Invercaria la que intervino como prestamista en las pólizas de préstamo de las que traen causa las reclamaciones efectuadas, los derechos y acciones derivados de las mismas fueron transmitidos" a Inverseed.

En concreto, el día 13 de marzo de 2013, Inverseed solicitó la devolución de varias pólizas de préstamos participativos por un montante total de casi un millón de euros, así como que se trabase embargo sobre un bien inmueble titularidad de la entidad Juana Martín Andalucía, lo que fue ordenado por el Juzgado de Primera Instancia número 25 de Sevilla.

El procedimiento fue suspendido ante la oposición formulada por dicha entidad, y durante el tiempo en que la ejecución instada por Inverseed permaneció en suspenso fue trabado embargo sobre dicha finca en favor de la entidad Juana Martín Diseño, "frustrándose con ello, momentáneamente, las expectativas de cobro" de Inverseed.

Deuda de casi un millón

"A la vista de las maniobras llevadas a cabo" por ambas entidades "con el objetivo de impedir la ejecución legítimamente iniciada" por Inverseed frente a Juana Martín Andalucía, la primera presentó el 11 de julio de 2014 una querella contra la modista –investigada en el caso Invercaria– y dos miembros del consejo de administración de Juana Martín Andalucía, así como contra las mercantiles mencionadas.

Según el Ministerio Público, Juana Martín Andalucía SL adeudaba a Inverseed casi un millón de euros –702.943 euros de principal más 210.883 de intereses–, "como consecuencia del impago de los préstamos participativos concedidos por Invercaria".

Juana Martín, cabe recordarlo, está siendo investigada además en el seno del caso Invercaria en el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, de manera que en abril de 2014 prestó declaración ante el juez instructor del procedimiento y aseguró que su relación con la empresa pública de inversión en capital riesgo de la Junta se produjo, no por iniciativa suya, sino "por iniciativa" del entonces consejero de Innovación.

Etiquetas
stats