Las irregularidades de la residencia de Lucena se trasladaron a Junta y Fiscalía hace más de un año

Una mujer mayor habla por teléfono.

Las irregularidades denunciadas sobre la residencia Nueva Aurora de Lucena en la que no se cumplen las mínimas condiciones de seguridad y salubridad para los ancianos según un informe municipal, se trasladaron tanto a la Junta de Andalucía como a la Fiscalía de Córdoba hace más de un año.

Los familiares de una anciana que había sido derivada de un hospital público a dicha residencia y que denunciaron ante el Ayuntamiento de Lucena y el Defensor del Pueblo Andaluz la situación del centro, también enviaron a la administración andaluza y a la Fiscalía un escrito y fotografías sobre el estado del centro.

El escrito, de dos folios en los que se explicaba las condiciones en que se hallaba el edificio y la atención recibida en la residencia, se acompañó de fotografías y se remitió al Fiscal Jefe de Córdoba el 24 de enero de 2017, por carta certificada, según ha podido saber este medio.

En ese escrito se denunciaba la situación de la residencia Nueva Aurora de Lucena, situación sobre la que el Defensor del Pueblo ha abierto una investigación “por carecer de permisos y licencias”. Las graves condiciones de seguridad y salubridad de la residencia han quedado ahora reflejadas en un informe técnico del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Lucena, que certifica deficiencias en instalaciones, peligro de incendio, falta de accesibilidad y ventilación o falta de garantía para evacuar a los ancianos, entre otras cosas.

Los denunciantes remitieron a la Fiscalía un escrito en el que señalaban que se ponían en contacto con este organismo “para hacerle llegar nuestra inquietud respecto a la residencia Nueva Aurora de Lucena”, según explicaban los familiares en el texto al que ha tenido acceso este medio.  “Vimos lo inadecuado de las instalaciones de dicha residencia, como podrá comprobar por las fotos que se adjuntan”, advierten.

Junto al escrito describiendo las deficiencias y las fotografías, se adjuntó también el contrato de inicio y fin de la estancia de esta anciana en la residencia, para que constara ante la Fiscalía su experiencia allí. Hasta el momento, según confirman los familiares, no han obtenido respuesta a su escrito.

En conocimiento de la Junta desde finales de 2016

De otro lado, el mismo escrito poniendo sobre la mesa las deficiencias encontradas, junto a las fotos, fue enviado también a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, con registro de entrada el 28 de diciembre de 2016, según ha podido saber este medio. Pese a ello, la administración autonómica no ha precisado hasta el momento si ha llevado a cabo alguna inspección o tomado alguna medida y hasta ahora ha negado conocer el informe técnico del Ayuntamiento de Lucena, pese a que el consistorio le ha trasladado dicho informe.

Pero  la Junta sí conocía el estado de la residencia, al menos por boca de las denunciantes, desde finales de 2016. Prueba de ello, además, es que en respuesta a ese escrito que le enviaron, la Junta sí remitió una primera respuesta a estos en enero del año pasado. La Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta remitió un escrito fechado el 31 de enero de 2017 en el que decía activar la inspección sobre la residencia de mayores. Catorce meses después, en marzo de 2018, los familiares recibían un escrito similar con la misma contestación de la Junta, a las que ha tenido acceso este medio.

“Mediante este escrito se acusa recibo de la denuncia presentada por usted a la Residencia para Personas Mayores Nueva Aurora de Lucena y pongo en su conocimiento que, desde los servicios de inspección de esta Delegación, se procederá a realizar las actuaciones necesarias para lograr el esclarecimiento de los hechos denunciados”. Esta es la respuesta que la Junta ofreció a dos familiares en escritos similares en enero de 2017 y en marzo de 2018, sin que se les haya comunicado si se ha llevado a cabo el procedimiento de inspección ni resultado alguno.

En ambas respuestas de la Delegación de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta se agradece la colaboración de las personas que realizaron la denuncia sobre la residencia de Lucena “pues nos sirve para revisar nuestra actuación en aras de mejorar nuestra atención al ciudadano”. De dicha actuación, nada se ha comunicado a los interesados hasta el momento.

Etiquetas
stats