La iglesia de San Agustín, cerrada al turismo en agosto

La Virgen de las Angustias entrando en San Agustín | ALVARO CARMONA
El templo, restaurado por la Junta por más de 3,5 millones de euros hace cinco años e inmatriculado por el Obispado, solo abre una hora por las tardes en julio

Esta semana, mientras el PP daba una rueda de prensa en la plaza de San Agustín pidiendo el inicio inmediato de las obras, un turista de origen asiático aparcaba frente a la puerta de la iglesia de San Agustín. El turista viajaba solo y lo había llevado allí una aplicación para móvil sobre las rutas fernandinas de Córdoba. El hombre se rascaba la cabeza mientras intentaba traducir el cartel colgado con cuatro chinchetas en la puerta. Era por la mañana y la iglesia no abría hasta por la tarde. Contrariado, siguió caminando. Unos pocos minutos después, una pareja de turistas madrileños repetía la operación. A éstos no les hizo falta el Google Translate. Se encogieron de hombros, se dieron media vuelta y se fueron.

La iglesia de San Agustín, declarada Bien de Interés Cultural, una de las grandes joyas del patrimonio cordobés, y en la que la Junta de Andalucía invirtió 3,5 millones de euros en una restauración integral, estará cerrada al turismo en agosto. En julio su horario de apertura, más allá de las misas, tampoco es amplio. Según reza el cartel de la puerta, colocado por los Padres Dominicos, la iglesia abre de 19.30 a 20.30 de lunes a viernes. El mismo cartel advierte que en agosto el monumento, una de las iglesias más singulares de la ciudad, estará cerrado en agosto. Solo abrirá sus puertas dos veces en semana y para misas: el sábado a las 20.00 y el domingo a las 10.30.

El monumento, aunque gestionado por los Padres Dominicos, fue inmatriculado por la Diócesis de Córdoba acogiéndose al artículo 206 de la reforma de la Ley Hipotecaria. El Obispado puso la iglesia a su nombre justo después de que la Junta de Andalucía concluyera las obras de restauración, que acabaron en 2010. Antes, el templo había estado 20 años cerrado, en riesgo severo de derrumbe, hasta la intervención del gobierno andaluz. El monumento es un Bien de Interés Cultural (BIC), por lo que el propietario, en este caso la Iglesia, está obligado a abrirlo al público.

El caso de la iglesia de San Agustín no es excepcional, aunque sí será el único templo de la ruta de las iglesias fernandinas que cierre en agosto. Otros templos fernandinos, como Santa Marina, Santiago o San Pedro abren en verano una hora por la tarde. Otras iglesias sí que reciben más turistas, al contar con menos restricciones horarias. Es el caso de San Lorenzo, que en verano abre dos horas por la mañana (de 11.00 a 13.00) y una más por la tarde. Algo similar ocurre en San Andrés, San Miguel y San Nicolás, todas iglesias fernandinas.

La iglesia de San Agustín es una de las joyas cordobesas del barroco. La fachada principal es fruto de las aportaciones realizadas en los siglos XVI y XVII, dando como resultado una interesante sucesión de arcos y columnas corintias con frontón partido. En el interior, de tres plantas y crucero, se produjo descubrimiento de interesantes murales y frescos durante la restauración a la que fue sometida el edificio entre los años 2007 y 2009 por parte de la Junta de Andalucía, invirtiendo más de 3,5 millones de euros.

Etiquetas
stats