Hurtado lleva a la Fiscalía las palabras del obispo de Córdoba

Antonio Hurtado en la sede del PSOE | TONI BLANCO
El diputado pide al Ministerio Público que investigue las opiniones de Demetrio Fernández sobre las políticas de género y entrega 2.000 firmas respaldando la petición

El diputado electo del PSOE por Córdoba Antonio Hurtado ha entregado en la Fiscalía de Córdoba un escrito solicitando al Ministerio Público que investigue las palabras del obispo de Córdoba sobre las políticas de género.

El máximo responsable de la diócesis lleva dos semanas envuelto en la polémica por atacar las políticas en favor de la igualdad de género -que él llama “ideología de género”- y cuya última muestra ha sido la reciente Ley contra la LGTBIfobia del Gobierno de Madrid. Demetrio Fernández calificó estas leyes como una “bomba atómica” y se ganó la crítica de todos los partidos políticos -incluido el PP, que gobierna en Madrid-, así como una denuncia en la Fiscalía, interpuesta por un particular.

Hurtado ha entregado su escrito con el certificado de las 2.000 firmas recabadas a través de una campaña organizada en change.org. “Son frecuentes las declaraciones homófobas y vergonzantes del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández”, encabeza Hurtado en su petición, en la que reclama a la Fiscalía que actúe contra el prelado cordobés. “Estas manifestaciones provocan indignación en muchas personas que nos sentimos violentados y afectados en nuestro honor y dignidad. También son declaraciones que muestran ningún respeto a las instituciones y a las leyes que emanan de los parlamentos democráticos que tratan de conseguir una sociedad igualitaria y equitativa, e incluso pueden significar atentar contra la propia norma”, agrega.

El obispo de Córdoba calificó en una carta episcopal como “aquelarre químico de laboratorio” a la fecundación artificial “sin tener en consideración a las muchas parejas que no tienen más remedio que acudir a la fecundación artificial para ser padres”, recuerda Hurtado en su petición. El obispo de Córdoba también manifestó que la UNESCO tenía un plan para “hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual”, “como si la sexualidad de las personas fuese una elección u obedeciera a un plan dirigido”, expresó, al tiempo que Hurtado considera al responsable de la Iglesia en Córdoba con sus declaraciones está fomentando “la homofobia e incita a los delitos de odio”.

Hurtado dice no entender el “ánimo de provocación incesante” del obispo hacia el colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) y reclama al Papa que actúe. El parlamentario considera que muchas de sus declaraciones “faltan al honor y al respeto de muchas personas”.

Etiquetas
stats