Huele a gofre, la boca le sabe a fino y tiene albero en la garganta: es Feria

Inauguración de la Feria de Córdoba.| TONI BLANCO
Un castillo de fuegos artificiales y el tradicional alumbrado de todos los años sirvieron anoche para inaugurar el plato fuerte del mayo cordobés

¿Huelen eso, lectores? ¿Lo huelen? Son los gofres. Y los churros. Y lo que queda de las carnes a la brasa. Y de los vinos. Y de las cervezas derramadas. Y de otras cosas que ellas provocan. Sí. Me encanta el olor de la Feria por la mañana. Y el albero en el gaznate. Porque anoche comenzó la Feria. 97 casetas, más de 75 atracciones y 200 puestos y barracas en el Arenal. Hay más iluminación, un 11% más de lámparas que el año pasado, pero menos consumo. En total, encender la feria costará 688.000 euros. Es un presupuesto inferior al de 2011, cuando se gastaba 1.016.000 euros, gracias a la progresiva sustitución de las lámparas anteriores por led de bajo consumo.

La portada es la misma que el año pasado. 70 metros de largo por 46 de alto y un número de bombillas de las antiguas aún considerable con una potencia de 750.000 watios.

El Ayuntamiento también tendrá un gasto considerable en la jardinería y el pavimento del recinto ferial del Arenal, que eleva el presupuesto hasta los 926.000 euros. Así, se colocarán 2.000 macetas de gitanillas en las casetas y se pagará la iluminación del aparcamiento.

Este año no hay microclima en la calle de Enmedio. En lugar del sistema de refrigeración por agua, se optará por la sombra de los plataneros, que este año han crecido después de plantarse en la feria pasada. “Estos árboles constituirán un microclima más natural”, explicó Laura Ruiz.

Etiquetas
stats