El Gobierno se decanta por construir una nueva Comisaría

Un furgón policial sale de la Comisaría de Campo Madre de Dios | MADERO CUBERO
El Ejecutivo liberó 100.000 euros en los presupuestos de este año y Primo Jurado espera que se destinen fondos en los de 2016

Es un hecho que la Comisaría de Córdoba es deficiente. Grietas en la estructura, dependencias angostas y pequeñas para los funcionarios. El propio Gobierno ha reconocido estos problemas y ha prometido soluciones. Pero tardan en llegar. La idea, reconoció ayer el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, es construir una nueva comisaría en el mismo solar en la que se levanta la actual. Para ello, Primo Jurado desea que en los próximos presupuestos se incluyan partidas para la comisaría. El año pasado el Gobierno destinó una partida de 100.000 euros para los Presupuestos Generales del Estado de 2015.

El Plan Director de Infraestructuras Inmobiliarias 2014-2023 prevé “la demolición de la misma para construir una nueva sede policial en el mismo lugar, por la ubicación estratégica de la misma”. Desde 2008 existen informes y quejas sobre la situación en la que se encuentra esta comisaría, en la que solo se han realizado reparaciones que no han mejorado sustancialmente las condiciones de trabajo y seguridad de los policías que allí trabajan.

En abril, el Ministerio del Interior adjudicó a la empresa Servicios Generales Consultivos 2020 SL la ejecución de obras urgentes en el edificio de la Comisaría de la Policía Nacional en Campo Madre de Dios. En ese momento, la fachada estaba acordonada por vallas de los bomberos para evitar riesgos de desprendimientos sobre los peatones. El pasado 18 de febrero se tuvo que acordonar la fachada de la comisaría por un derrumbe. Así, y según adelantó este periódico, técnicos de mantenimiento tuvieron que actuar de urgencia ante el desplome de un trozo de revestimiento de la fachada en el patio interior justo junto al arco de entrada, el único acceso tanto para el público como para los agentes que tienen las instalaciones.

Por su parte, Unión Federal de Policía (UFP) denunció el mes pasado que Comisaría seguía sin aire acondicionado, con agentes trabajando con ventiladores en plena ola de calor, aseos inservibles que no se pueden usar y una carencia de un servicio como el de duchas. A través de un escrito, la UFP reclamó al Ministerio del Interior una “solución inmediata” a la decrepitud de las instalaciones de la comisaría provincial y han denunciado la “falta de compromiso” del departamento tras las “promesas” que hizo en su día el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, en una visita a la ciudad.

Etiquetas
stats