Escribir con imágenes, fotografiar con textos

.
El primer Certamen de Poesía y Microrrelato de la Casa de la Juventud entrega sus premios e inaugura una exposición de imágenes referentes a las obras escritas

Hay quien escribe en una pantalla y a través de un teclado. Quien lo hace a mano, con papel y pluma. Y hay quien cuenta historias con una caja negra, un objetivo y un sensor. Ese ingenio que deja congelada la realidad encerrando una historia entre cuatro ángulos. Los mismos que suelen guardar una cuartilla de papel. Y de la misma forma que un texto de pocos renglones, una sola imagen quieta puede contar tanto o más que las palabras. Juntando ambos mundos, el diálogo se vuelve más complejo, divertido e inesperado.

Enmarcado en Cosmopoética, el primer Certamen de Poesía y Microrrelato de la Casa de la Juventud se apunta a este juego. Por un lado, se han premiado a cuatro escritores y por otro lado se ha pedido a un grupo de artistas visuales que ilustrasen una serie de poemas. Los autores galardonados son María Mercromina por Wifi tear us apart again, en la modalidad de poesía. Ángel Gaitán Simón ha ganado en la categoría de microrrelato con Circo matemático. Carmen Rocamora, con Nieta, y Salvador Blanco, con El testamento, se han llevado los accésit en poesía y microrrelato, respectivamente.

La exposición de fotografías realizadas a partir de los poemas ganadores y finalistas puede verse hasta el 5 de octubre en el Colegio de Arquitectos y del 6 al 15 de octubre en la Casa de la Juventud. Horario de visitas es del 11:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 horas.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2015 - 23:08 h