Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Arranca la campaña en Córdoba: el PP se juega conservar la Alcaldía por primera vez y la izquierda, recuperarla

Empieza la campaña del 28M

Córdoba no es una ciudad cualquiera para la política española. En 1979, el regreso de la democracia trajo al primer y único alcalde comunista de una capital de provincia en España, Julio Anguita. Desde entonces, Córdoba se convirtió en una referencia para la izquierda española. Tanto, que en 43 años solo ha sido gobernada tres veces por la derecha: entre 1995 y 1999 con Rafael Merino como alcalde, entre 2011 y 2015 con José Antonio Nieto y entre 2019 y 2023 con José María Bellido. El resto han sido mandatos del PCE, primero, e Izquierda Unida después, en solitario o en coalición con el PSOE. Y de los socialistas únicamente entre 2015 y 2019, con Isabel Ambrosio.

A las 00:00 de este viernes ha arrancado una campaña electoral que tiene que despejar dos dudas: si el PP es capaz de conservar la Alcaldía de Córdoba por primera vez o si la izquierda la recupera. El viento es favorable para los populares, con prácticamente todas las encuestas asegurando una victoria más o menos amplia del actual regidor, José María Bellido. Y con escasas esperanzas para la izquierda de recuperar el trono de Capitulares, salvo una pequeña brecha en el último sondeo de la Universidad de Córdoba.

En las filas populares se respira tranquilidad y confianza en que Bellido logre conservar la Alcaldía. Para ello cuentan con una mayoría suficiente y, esperan, una probable absoluta que emule la gesta de Juanma Moreno en junio del año pasado. Como poco, se aspira a una mayoría suficiente para no depender en exceso de Vox y aglutinar a la mayor parte del voto de Ciudadanos. Ahí están los guiños a ambas formaciones, con el fichaje del antiguo coordinador local de Vox, Julián Urbano, y de la excandidata de Ciudadanos, Isabel Albás, integrados ahora en la lista del PP.

Más lejos se ve la sorpresa, aunque una encuesta de la Universidad de Córdoba le ha dado esperanzas a la izquierda. En el PSOE, el candidato Antonio Hurtado aspira, como poco, a conservar los ocho concejales que logró Isabel Ambrosio en 2019, aunque perdió las elecciones. De reojo se mira a la confluencia, que por primera vez ha sumado en Córdoba a IU y Podemos, junto a más formaciones. Los socialistas aspiran a emular un gobierno de coalición si la confluencia obtiene apoyos suficientes como para evitar una mayoría absoluta de la derecha. Algo en lo que se confía también desde la izquierda.

Históricamente, en Córdoba se ha votado a bloque. El PP siempre aglutinó el de la derecha y ganó cuando logró mayoría absoluta o la rozó. La izquierda siempre ha confiado en que ideológicamente la ciudad se inclinó más tradicionalmente a su lado, algo que parece que ha dejado de ocurrir en los últimos años. Y nadie parece alentar al voto de los indecisos (un 42% según el sondeo de la Universidad) o de la probable abstención. Las elecciones serán el segundo domingo de Feria, una fecha en la que muchos cordobeses aprovechan para cogerse unas vacaciones adelantadas. Y ahí parece que estará la clave de esta competición electoral. ¿A quién le beneficiará la abstención?

Mientras, los partidos han iniciado ya su particular petición del voto. La formación más madrugadora fue el PP, que se presentó recuperando el Bellibús el autocar de campaña que ya utilizó en 2019, cuando José María Bellido logró la alcaldía. Éste ha pedido a los cordobeses que le den una mayoría suficiente para gobernar y así no dar “ningún paso atrás” tras lo logrado en el actual mandato.

El segundo en convocar ha sido Jesús Lupiáñez, candidato de Ciudadanos, que ha hecho una pegada de carteles virtual, mostrando en pantalla su lema y deseando que su partido sea “decisivo” en la gobernabilidad del próximo Ayuntamiento de Córdoba.

Los socialistas optaron por el Sector Sur. El candidato del PSOE, Antonio Hurtado, reclamó durante su intervención una movilización masiva del voto para el cambio. Así, se refirió expresamente a los que ven “una Córdoba más sucia” y desgranó colectivo a colectivo sus demandas.

Por su parte, Hacemos Córdoba eligió la histórica plaza del Potro para arrancar su campaña electoral. Su candidato, Juan Hidalgo, reiteró su deseo de conseguir un “Ayuntamiento de izquierdas”.

En la Glorieta Llanos del Pretorio, columna de libre expresión en la zona del Vial arrancó su campaña Adelante Andalucía. La formación andalucista presenta como candidato a Sandro Mora, que se ha postulado como una alternativa a la izquierda.

Los últimos en arrancar la campaña fueron los de Vox, que lo hicieron ya en la medianoche. Su candidata, Yolanda Almagro, reclamó el voto para poner “a Córdoba en el lugar donde se merece”.

Etiquetas
stats