“Los ecologistas deberían hacer un monumento a los ganaderos”

.
Esperanza Aguirre lee el pregón de la próxima Feria Taurina y defiende la “fiesta” como aglutinadora de la unidad de España

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, leyó anoche en el Círculo de la Amistad el pregón que precede a la Feria Taurina de este mes. Aguirre se presentó ante un aforo repleto. En primera fila, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, estaba sentado junto al expresidente de Cajasur, Miguel Castillejo.

La expresidenta hizo un repaso de su árbol genealógico, que hunde sus raíces en una profunda afición taurina por parte de su padre, sus tíos, sus abuelos y hasta un ascendente directo que la vincula, 200 años atrás, con Córdoba: Ángel de Saavedra, el duque de Rivas. “Con él me une tanto el liberalismo, como su pasión por los toros”, dijo antes de leer unos poemas taurinos que escribió su antepasado.

También elogió la figura del toro bravo de lidia y agradeció la labor “nunca bien remunerada” de los ganaderos que “han hecho perdurar” la especie. Y sin retranca alguna soltó: “Los ecologistas deberían hacer un monumento a los ganaderos” por esta labor.

Esperanza Aguirre no desaprovechó la ocasión para clavar algunas puyas similares contra los que critican las corridas de toros. “La fiesta no sería la misma sin los antitaurinos clásicos. A ellos hay que agradecerles que nos hayan hecho pensar a los que nos gustan los toros por qué nos gusta tanto este arte”.

Pero luego están lo que la política del PP llama “los nuevos antitaurinos”, aquellos que, apuntando directamente a los nacionalistas periféricos, “se han dado cuenta de que la afición por los toros gustaba en toda España” desde Cataluña a Andalucía y desde Galicia al País Vasco. “Y eso no lo pueden soportar”. Pero a ellos les advirtió que “acabarán descubriendo que las ramas que se desgajan del tronco, mueren”.

Su discurso terminó con sendos vivas a la Virgen de la Salud (patrona de la Feria de Mayo), a Córdoba y un viva a España.

Etiquetas
stats