"Desearía que no se usase a Venezuela como bote de humo en España"

Mario Isea, segundo por la izquierda, en la mesa de debate.
Mario Isea, embajador de Venezuela, participa junto con su homólogo cubano en un debate enmarcado en la Fiesta de solidaridad con Cuba

Este sábado por la noche, el Alcázar de los Reyes Cristianos acoge la 23 edición de la Fiesta de solidaridad con Cuba. Con este marco, los organizadores han dedicado la mañana a un debate bajo el título de El gobierno de la izquierda en América Latina: retos, logros y dificultades. Al mismo han estado invitados, junto al primer teniente de alcalde, Pedro García, el embajador de Cuba, Eugenio Martínez, y el de Venezuela, Mario Isea, con quien Cordópolis ha charlado minutos antes del debate.

Una entrevista en la que Isea ha pedido que en esta campaña electoral en España no se use a Venezuela "como cortina ni bote de humo para ocultar los debates reales que el pueblo español aspira a tener, aquellos sobre los problemas de Europa y de la propia España".

Desde la irrupción de Podemos en el panorama político español hace poco más de dos años, se ha estudiado con lupa sus vínculos con países como Irán pero, muy especialmente, Venezuela, a los que se acusa de haber financiado a la nueva formación. Por extensión, parte del discurso político español se ha desplazado a ese país caribeño, que vive momentos políticos complicados -una fuerte oposición y denuncias de existencia de presos políticos- que han recibido la atención de partidos políticos y medios de comunicación españoles.

"Nosotros tenemos nuestros problemas al igual que los tiene todo el mundo", señala el embajador, "pero nos preocupa que cada vez que alguien denuncia un caso de corrupción en cualquier país, el corrupto se escude hablando de Venezuela; y si se demanda la necesidad de atender a los refugiados o desplazados de cualquier país, el responsable salga y hable de Venezuela", prosigue el embajador.

Mario Isea ha reivindicado la política seguida por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, sobre todo en matera social. "Mi país ha tenido grandes logros socioeconómicos en educación pública, salud pública, aumento de los pensionistas. También hemos frenado los desahucios y construido más de 1,8 millones de viviendas en estos años. No se pueden ocultar esos datos y no se puede hablar de crisis humanitaria si los tenemos en cuenta". Y sin negar la existencia de dificultades económicas, añade que "no pueden usarse para justificar una invasión o un bombardeo como se hizo con Irak".

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2016 - 19:44 h
stats