Tras las denuncias, iDental paraliza su actividad en Córdoba y la Fiscalía estudiará el caso

Sede de iDental en Córdoba.

Sus puertas continúan abiertas, pero no realiza consultas ni tratamientos. Únicamente mantiene atención en recepción para entregar hojas de reclamaciones a sus usuarios. La clínica iDental de Córdoba ha paralizado su actividad, según informa Facua, que advierte de que la red de servicio odontológico ha clausurado el resto de sus centros en la región. Al mismo tiempo, la Junta de Andalucía comunica que cuenta con casi 1.300 reclamaciones registradas y más de 30 procedimientos sancionadores en curso. Ambos datos conforman un nuevo capítulo en la polémica en que está envuelta la empresa, que acumula más de 1.400 denuncias en toda España -según la última cifra conocida, de enero-. Unas 60 pertenecen a afectados cordobeses.

Es Facua, en efecto, la que desvela la situación actual de iDental en Andalucía en su web. En la misma explicó que “a los cierres de Sevilla, Málaga, Granada y Almería se suma el de El Puerto de Santa María, en Cádiz, cuyo cierre trascendió este miércoles 13 de junio”. De esta forma, la sucursal de la red de clínicas bucodentales situada en Córdoba es la única que permanece abierta. Si bien la delegación en la ciudad de la organización de defensa de los consumidores “ha podido comprobar que el centro ya no realiza consultas y ha paralizado todos los tratamientos”.

La problemática se extiende en realidad a todo el territorio nacional, de forma que, tras lo sucedido en Andalucía, “son ya 21 los centros de esta red de clínicas odontológicas de los que ha trascendido su clausura o que no atienden a los tratamientos”. “A estos cierres se añaden las diversas irregularidades que socios de Facua han señalado en sus reclamaciones, como mala praxis, una defectuosa prestación de los servicios, la falta de atención adecuada y, en algunos casos, los aplazamientos y las anulaciones de citas”, recordó la asociación.

No en vano, la polémica rodea a iDental desde hace más de un año precisamente por las demandas de sus usuarios, que van más allá del trato inadecuado. También afecta en lo económico. “Muchos de los damnificados indican que se han quedado con sus tratamientos interrumpidos o sin empezar, después de haber dado una cantidad de dinero directa o previamente a través de una financiera”, señaló Facua. Para ofrecer su apoyo y asesoramiento, la asociación comunicó que “ha creado una plataforma de afectados ante estos cierres y las irregularidades que vienen denunciando numerosos usuarios”. Una iniciativa ésta a la que se han sumado ya casi un millar de personas.

Más de 30 procedimientos sancionadores de la Junta

También la Junta de Andalucía tiene presencia en la problemática de iDental estos días. Su consejera de Salud, la cordobesa Marina Álvarez, informó el jueves de que hasta finales de mayo la Dirección General de Consumo, dependiente de su cartera, ha registrado 1.291 reclamaciones en toda la región. De ellas, según apuntó, 985 se presentaron en 2017 y 306 en los cinco primeros meses y medio del presente año. Del mismo modo, anunció que hasta la fecha se han levantado 94 actas de inspección e iniciado 32 procedimientos sancionadores con clínicas dentales por varios motivos.

Además, en relación al trabajo de Salud, Marina Álvarez, afirmó, todo en la Comisión de su materia en el Parlamento de Andalucía, que “los casos que se consideren que puedan ser susceptibles de un ilícito penal relacionado con los tipificados por estafa se remitirán a la Fiscalía para su valoración. La consejera del ramo aseveró además que desde Consumo se están analizando diferentes opciones de solución. Mientras, las personas damnificadas, subrayó, deben saber que tienen derecho a la devolución de las cantidades entregadas. Para ello pueden reclamar directamente a la entidad financiera, con el consejo de dar orden a su banco para no atender los recibos. Por último, añadió que si los usuarios fueran incluidos en el registro de morosos, estos pueden denunciarlo ante la Agencia Española de Protección de Datos.

Cerca de 60 denuncias en Córdoba

En realidad, el número de denuncias es superior incluso al de quejas recogidas por Facua. En el mes de enero la cifra era de casi 1.500 -más de 1.427 en concreto- en seis comunidades de España. De todas ellas, más de medio centenar, cerca de 60, correspondían a usuarios del centro que iDental tiene en Córdoba. Todas ellas tienen un denominador común, las malas prácticas sanitarias y financieras de la red de clínicas bucodentales.

Es lo que denuncian los usuarios de iDental. Los afectados protestan por facturaciones incorrectas, incumplimientos en las condiciones de contratación, disconformidad con los tratamientos, demoras injustificadas, no devolución de las cantidades cobradas sin haberse realizado el servicio e incumplimientos del derecho de desestimiento de los clientes. La red de centros odontológicos opera con ofertas en una serie de servicios no cubiertos por la Seguridad Social que en la atención privada suponen un gasto importante. Pero el ahorro al final no era tal para sus consumidores, que abrieron ya tiempo atrás un grupo de Facebook para exponer sus distintas experiencias.

En efecto, Córdoba no es excepción en la problemática de los usuarios de iDental. Fue en octubre del pasado año cuando decenas de personas protestaron ante la clínica en la ciudad, ubicada en el polígono de la Torrecilla. Lo hacían por, alegaban, sentirse damnificados por tratamientos a medio hacer o padecimiento de secuelas por las intervenciones, realizadas con materiales de baja calidad. En febrero, una afectada en la capital abrió la puerta de la esperanza a los demás al conseguir que la red se viera obligada a abonarle los 2.700 euros que le había costado un servicio que no llegó a recibir. Fue después de interponer un recurso ante, precisamente, Consumo.

Etiquetas
stats