Córdoba busca su petróleo: la economía del patrimonio

.

“El debate ya está sobre la mesa”. La palabra más repetida por la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, durante el discurso inaugural de la primera Bienal de Patrimonio que acoge la ciudad fue la de “futuro”. “Si el patrimonio de la ciudad es de todos, tiene que ser responsabilidad de todos”, expresó en un discurso en el que mostró el nuevo rumbo de su equipo de gobierno: que la prosperidad económica de la ciudad pase por sacar partido a su gran valor añadido, su inmenso patrimonio histórico y artístico.

“El futuro debe ser así”, dijo la regidora, durante la apertura de una Bienal de Patrimonio a la que asistieron también los alcaldes de Sevilla, Juan Espadas, y de Granada, Francisco Cuenca, dentro del eje estratégico firmado entre estas ciudades (junto a Málaga) para tratar de lanzarse a los mercados turísticos con un única oferta.

Córdoba quiere buscar de esta manera el petróleo que lleva tantos años buscando, el modelo de ciudad que persigue desde hace décadas con el que poder generar riqueza. “Si echamos las cuentas, por cada euro invertido en patrimonio se generan muchos más”, dijo el alcalde de Sevilla, que puso a la ciudad cordobesa como “ejemplo” de “hasta qué punto se puede sacar rentabilidad al patrimonio”.

La Bienal de Patrimonio de Córdoba presentará sus conclusiones el próximo sábado. Tras decenas de ponencias, ese día todos los asistentes tendrán más claro cómo tiene que ser el futuro de una ciudad patrimonial como lo es Córdoba, y como sacarle partido. Los expertos, además, hablan de diversificar y, sobre todo, de dar a conocer tesoros ocultos en la ciudad, más allá de la Mezquita Catedral o la fiesta de los patios, como un polo de atracción y de generación de empleo.

Por su parte, el secretario General de la Organización de Ciudades Patrimonio Mundial (OCPM), Denis Ricard, alabó el camino por el que ha optado Córdoba, pero hizo una advertencia. “Cada vez que hay problemas económicos la cultura es la primera que sufre”, lamentó.

Además, la Bienal de Córdoba se ha convertido en un foro de debate. En el encuentro inaugural han participado responsables de ciudades patrimoniales que han sufrido la destrucción de las guerras. “En una guerra se acaba con lo más valioso que es la vida humana, imaginad lo que hacen con el patrimonio”, dijo a los periodistas el propio Ricard.

Al encuentro inaugural han asistido el gobernador de Damasco, Alaa Munir Brahim, el alcalde de Móstar, el exministro de Cultura portugués, Pinto Ribeiro, el ex secretario general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza, la directora para la Cultura de la Paz, Ingeborg Breines, Katerina Stenou es directora de la División de Políticas Culturales y Diálogo Interecultural de la UNESCO, Moufida Goucha, Jefe de la Sección Seguridad Humana, Democracia y Filosofía de la UNESCO y la presidenta de la Fundación Saramago Pilar del Río.

Córdoba y Valparaíso alternarán la celebración de esta bienal en el futuro, una cita sin precedentes que pretende reunir a responsables públicos y agentes económicos y sociales que tienen algo que aportar al patrimonio y sus derivadas económicas.

Bajo el titulo La Economía del Patrimonio Córdoba acogerá, en el Centro de Recepción de Visitantes de la Puerta del Puente, la presentación de experiencias, proyectos y líneas de investigación, que pretenden abarcar desde las buenas prácticas públicas y privadas, a las conferencias magistrales de las opiniones de referencia en el ámbito internacionales en el campo de la política, la economía y la creación cultural, así como encuentros e intercambios de experiencias de las ciudades participantes.

Etiquetas
stats