El colegio Azahara de Villarrubia se moviliza por las “pésimas” condiciones del centro

.

Los padres de los alumnos del colegio Villa-Azahara, en Villarrubia, se han manifestado este lunes para denunciar la situación por la que atraviesa el centro, donde cerca de 230 alumnos reciben clase en unas "pésimas condiciones". Así, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) ha querido mostrar su indignación y preocupación ante una situación que se ha eternizado en el tiempo. "Llevamos así durante años y vamos a dar dos semanas de margen para ver qué pasa. Si no, empezaremos a movernos más", señalan desde la AMPA.

Tal y como describen desde la asociación, los desperfectos del centro -de los que son responsables tanto el Ayuntamiento como la Junta de Andalucía- van desde el patio hasta el interior del colegio, con aulas en las que falta aire acondicionado y con estancias de apenas "siete metros cuadrados". Éste es el caso del aula específica, "a la que asisten unos niños que se ponen nerviosos día a día y que tienen que estar en un sitio mucho mejor".

La falta de mantenimiento ha provocado que, durante el verano, algunos profesores se movilizaran para pintar algunas aulas, muchas de ellas con ventanas "muy peligrosas" y "sin rejas, lo que supone un peligro ya que si un niño se asoma, puede caer al patio".

En cuanto a infraestructuras, la AMPA ha denunciado la falta de espacios comunes y aulas, como la de informática, laboratorio y música. Incluso, esta última ha tenido que ser habilitada este año como aula de curso, "impartiendo la clase de música en las aulas, molestando y rompiendo la concentración de las clases colindantes". A esto hay que añadir la falta de ascensor, "cuando hay niñas en silla de ruedas", dos baños para 231 alumnos y "únicamente dos limpiadoras".

En relación al patio, la AMPA también ha manifestado la ausencia de sombras o techados y un aumento creciente de hierbas que crecen a lo largo de todo el recinto. Precisamente, el crecimiento de las raíces de un árbol ha provocado el levantamiento del hormigón. Además, el patio no cuenta con desagüe, papeleras y el alcantarillado no se mantiene, lo que provoca agua estancada en épocas de lluvia.

Las demandas del centro, además, hacen referencia a la falta de profesorado y de monitores de apoyo ya que el que "trabaja actualmente sólo está diez horas y es poco". Además, "hay un día en el que está íntegramente con una niña, por lo que no puede atender a los demás alumnos".

Antes las múltiples denuncias, desde la AMPA aseguran que "aquí han venido muchos técnicos desde hace años, pero nadie hace nada. ¿Qué tardan en quitar aunque sea unas hierbas? Aquí lo único que se hace es mirar", han concluido desde la asociación.

Etiquetas
stats