La Cata del Vino sustituye el cartón por una tarjeta con geolocalizador

Presentación de la Cata del Vino en el Alcázar de Córdoba | RAFAEL MELLADO

Adiós al cartón. La Cata del Vino de 2017 sustituirá el habitual cartón con pestañas por una tarjeta con geolocalizador totalmente magnética que se podrá recargar in situ. Esta es una de las grandes novedades para la edición de 2017, que este miércoles se ha presentado oficialmente en los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos. Las tarjetas, que tendrán el mismo coste que el cartón de toda la vida, se podrán recargar en máquinas que se dispondrán por el espacio que ocupa la cata, en el aparcamiento del Palacio de la Merced, sede de la Diputación.

El precio seguirá siendo el mismo. Ocho euros por cinco consumiciones y un catavinos, y diez por seis consumiciones con copa. Con ese dinero ya se podrá entrar. Para la edición de este año, que comenzará el 19 de abril, se prevé la presencia de unas 80.000 personas. En su trigésimocuarta edición estará dedicada a la Orquesta de Córdoba, que este año cumple 25 años. También conmemorará el 525 aniversario de la llegada de Colón a América, explicó el presidente del consejo regulador Montilla-Moriles, Javier Martín.

La Cata del Vino del 2017 tendrá más bodegas. En esta edición se espera la presencia de 29, por las 26 de la pasada edición. La Cata, además, se extenderá hasta el 23 de abril, en lo que significa el prolegómeno al mayo festivo cordobés.

Este miércoles, en el Alcázar, Javier Martín invitó a los cordobeses a una cata porque el “vino une voluntades”. Además, presentó todas las actividades de una de las ediciones más pobladas de los últimos años.

Por su parte, la alcaldesa, Isabel Ambrosio, aseguró que a esta cata vendrá “lo mejor de cada casa. Conozco de manera intensa el cuidado y el mismo para que ese producto de excelencia tenga todos los elementos para la puesta de largo de la cata del vino”, dijo. “Estamos ante uno de los productos que tiene más valor económico” de la provincia, dijo.

En el mismo sentido, el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, destacó el “maridaje” del vino de Montilla Moriles con el “bacalao de Castro del Río”, que se pondrá en valor en esta edición; y defendió la producción de vino en Córdoba ya que “nos ayuda a fijar la población en los municipios y es un producto que aporta a nuestra economía innovación”. “Tenemos que volcarnos con un producto tan diferenciados”, concretó. Por su parte, la delegada del Gobierno de la Junta, Rafi Crespín arengó a trabajar “juntos y enseñando que cuando vamos de la mano somos más y somos mejores”.

Etiquetas
stats