Las caídas y los tropezones con acerado y mobiliario le salen caros al Ayuntamiento

Señalización por peligro de cera en el inicio de la Calle San Fernando | MADERO CUBERO

La última Junta de Gobierno Local celebrada este viernes en el Ayuntamiento ha vuelto a dejar patente que el mantenimiento del acerado y el mobiliario urbano repercute directamente en las arcas municipales. La reunión del Ejecutivo local tuvo conocimiento de tres sentencias judiciales relativas a tres accidentes en el trazado urbano que terminaron con peatones heridos de diversa consideración.

El suceso que le ha terminado saliendo más caro al Consistorio ocurrió el 25 de mayo de 2016. Se trató de una caída en los Jardines de la Glorieta de la Media Luna sufrida por una mujer que dijo haber tropezado con los restos de una señal de tráfico o una papelera en el acerado. Por ello, solicitaba una indemnización total de 3.779,25 euros por los daños personales sufridos. El juez ha terminado dando la razón a la demandante al subrayar que ese resto metálico no solo era peligroso, sino que además llevaba tiempo indefinido en ese lugar sin haberse retirado.

En una segunda sentencia, el juez ha estimado el recurso interpuesto por una mujer a la que el Ayuntamiento desestimó una reclamación por las lesiones sufridas al caer en la vía pública como consecuencia del mal estado del pavimento. De esta forma, el magistrado condena al Consistorio a abonar a la mujer la cantidad de 2.240 euros, más los intereses legales procedentes desde la fecha de la reclamación administrativa.

Por último, el Ayuntamiento va a tener que abonar 1.335,36 euros a un motorista que se cayó en la calle Jesús del Calvario al resbalar a causa de la cera que había dejado una procesión. De nuevo, el Consistorio había desestimado en primera instancia la reclamación del herido y ha tenido que ser el juez, por la vía contencioso administrativa, el que condenase el pago de la indemnización.

Etiquetas
stats