Bellido defiende el "control público de la contratación" en la externalización del Festival de la Guitarra

El alcalde, José María Bellido | RAFA MELLADO

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha defendido la propuesta de externalización de parte del Festival de la Guitarra sosteniendo que se trata de un "método de control de la contratación totalmemte público", siendo el Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE) "quien valore el cartel y el nivel artístico que se presenta, con un control 100% municipal".

Bellido ha salido este martes a dar explicaciones acerca de la propuesta de externalización de parte del Festival de la Guitarra que ha planteado el gobierno municipal y que ha cosechado críticas de toda la oposición municipal y en el consejo rector del IMAE. El alcalde ha defendido un sistema de externalización de la contratación de los conciertos de gran formato -siete por edición-, sobre la que se haría un contrato de servicio por el que se encargaría a la empresa que presente la mejor propuesta la organización de los mismos, la producción y el plan de comunicación sobre estos.

En ese sentido, el alcalde ha explicado que, con este cambio en la fórmula de contratación de los grandes conciertos del Festival de la Guitarra el equipo de gobierno pretende pasar "de una contratación directa, a dedo, a un sistema de concurrencia pública, un concurso público, transparente", por un periodo de un año, más uno, más uno -como máximo tres ediciones-, con la posibilidad de romper el contrato cada anualidad si no se cumplen las expectativas.

Según el alcalde, los "problemas" que se pretenden salvar con esta fórmula de externalización son el límite presupuestario que tiene el IMAE, que debe hacer frente al alto caché de ciertos artistas y tiene presupuesto fijo para ello cada año de unos 800.000 euros, además de los pagos por anticipado que piden algunos artistas y que impide la normativa presupuestaria municipal, según ha explicado.

"La fórmula que proponemos es un concurso público, con un presupuesto fijo de entre 400.000-500.000 euros como remuneración a la empresa que ganara ese concurso para encargarse de la organización, la producción  y el plan de comunicación. El resto (del montante para la empresa adjudicataria) sería un variable del porcentaje de la taquilla. A ellos les va a interesar que funcione el festival porque cobrarán en función de la taquilla", ha explicado Bellido.

Precios fijados por el IMAE

El alcalde ha incidido que los precios de los conciertos los fijará el IMAE y que en el pliego técnico del contrato que se saque a concurso se fijarán criterios sobre la calidad artística: "El IMAE va a ser quien valore el cartel, el nivel artístico que se presenta, con un control 100% municipal", con una valoración de "coherencia, pidiendo artistas de calidad contrastada, que nos sitúe en el panorama nacional y tengan relación con la guitarra. No podemos desvirtuar el festival".

Bellido ha asegurado que no será objeto del contrato de externalización del Festival de la Guitarra "el ámbito más tradicional, el alma del festival, la guitarra flamenca, los cursos y la formación, las clases y los talleres e incluso los conciertos de formato pequeño y mediano en el Teatro Góngora o Gran Teatro. Ahí no hay problemas, los cachés son más bajos, sin pago anticipado. Esa parte no la queremos tocar sino mantener tal cual está hoy, con la misma fórmula de gestión que hasta ahora".

El alcalde ha anunciado que, a partir de ahora, quiere tratar esta nueva fórmula para el Festival de la Guitarra con todos los grupos políticos, el Consejo del Movimiento Ciudadano y todos los miembros del consejo rector del IMAE. Ha reiterado que los objetivos que persigue el gobierno municipal pasan por "incrementar la calidad artística del festival, que es buena pero tiene margen de mejora", además de "aumentar significativamente la repercusión que tiene el festival en la economía local y el turismo" y "mejorar el posicionamiento de la marca Córdoba y del Festival de la Guitarra".

Media de 22.000 espectadores por edición: "Es un balance muy mejorable"

Sobre ello, ha afirmado que el balance de la última década del Festival señala una asistencia de 22.000 espectadores de media por edición. "Es un balance muy mejorable en un festival con 40 años y una buena marca", ha asegurado Bellido, que ha defendido buscar con este evento repercusión más allá de Córdoba y en el turismo. "Tenemos un festival que tiene cada vez menos repercusión fuera de la ciudad y una escasa repercusión en el turismo local".

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2020 - 14:10 h
stats