Un anochecer de preguntas, respuestas, dudas y juegos

Celebración de la Noche de los Investigadores | MADERO CUBERO
La Noche de los Investigadores convierte el Patio de los Naranjos y al barrio de San Basilio en una gran aula de divulgación científica

Demos un paseo. Vayamos a la Mezquita. En una esquina del Patio de los Naranjos pasa algo. Personas vestidas a la antigua usanza de árabes o judíos pasean de aquí para allá. La estampa es pintoresca. La escena parece sacada del medievo, cuando ese mismo espacio era mucho más que el patio de las abluciones de la mezquita musulmana o el jardín con sabor a claustro de la catedral cristiana. Durante siglos, el Patio de los Naranjos fue un centro de transacciones de todo tipo de ideas, conocimientos o mercancías. Y anoche volvió a serlo. Porque anoche se celebró La Noche Europea de los Investigadores y en el patio de la Mezquita se vivió La Feria de los Ingenios.

Seguimos paseando por el patio que de nuevo es el escenario de interesantes discusiones acerca de los más diversos temas. Desde la química oculta en los alimentos, a cargo de María Reyes Gallardo y Laura Criado (del Departamento de Química Analítica) a la huella hídrica de la actividad humana que ha estudiado el grupo de investigación del Área de Ingeniería Hidráulica y Agronomía; o el legado de los conversos que prefirieron cambiar su credo antes que ser expulsados, abordado por el grupo de Historia Social Moderna de los profesores Gonzalo Herreros y Enrique Soria. En total, 16 grupos de investigación divulgando en el milenario edificio los últimos descubrimientos y avances en sus diversas ramas, así como los aspectos más curiosos que deslumbraron a quienes por allí se pasearon.

Así es La Noche Europea de los Investigadores que, en Andalucía, está liderada por la Fundación Descubre y se celebrará simultáneamente en las ocho capitales de Andalucía. La Noche Europea de los Investigadores está organizada en Córdoba por la Universidad, el Campus de Excelencia Internacional ceiA3, el Instituto de Estudios Sociales Avanzados del CSIC y el Real Jardín Botánico de Córdoba. Siempre con la colaboración de la Junta, la Fundación Andaluza Desqbre, las universidades de Pablo Olavide, Sevilla, Granada, Málaga y las integradas en el ceiA3 (Almería, Huelva, Jaén y Cádiz) y el Cabildo de Córdoba.

Por tercer año consecutivo 13 instituciones científicas cooperarán para acercar la ciencia a la ciudadanía. En esta edición, como en la de 2012, La Noche andaluza ha contado con el apoyo de la Comisión Europea a través de la convocatoria Marie Skłodowska-Curie a la que presentó su proyecto bajo el título Researchers’ Square (La plaza de los investigadores), en clara alusión a la utilización de espacios públicos para la divulgación científica.

Al finalizar la Feria de los Ingenios y tras la gala central de La Noche, 12 patios cordobeses del barrio de San Basilio, declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, acogieron los tradicionales microencuentros entre ciudadanos y grupos de investigación. La intervención, bautizada como Patios de Ciencia, sirvió para responder las más variadas cuestiones. ¿Qué conserva Occidente de su herencia opriental? ¿Qué ocurriría si desaparecieran todos los peces de los ríos? ¿Salvará el biocarbón los bosques mediterráneos? ¿Qué papel juegan los bancos de Germoplasma Vegetal en los grandes retos agroalimentarios? ¿Cómo conservar y mejorar las razas autóctonas domésticas? ¿Para qué sirve la nanoquímica? ¿Por qué odiamos la política?

Etiquetas
stats