El acusado del atropello de Moreras regresa a prisión al retirársele el tercer grado

Cárcel de Córdoba.
El hombre de 25 años fue puesto en libertad con cargos por el incidente pero la prisión le ha revocado el tercer grado por cometer un delito mientras estaba de permiso

El hombre de 25 años que presuntamente atropelló este lunes a una mujer de 70, mientras huía en moto de la Policía Nacional, ha regresado a la cárcel de Córdoba, señalan fuentes cercanas al caso. Pero no lo hace por el incidente que hirió a la mujer -a la que le costó varios puntos de sutura en la cabeza- sino por cometer un delito estando de permiso: conducir la motocicleta sin carnet y, encima, cuando éste lo tenía retirado por conducir bajo los efectos del alcohol.

Tras ser puesto a disposición judicial, se le acusa de delitos contra la seguridad vial, quebrantamiento del tercer grado penitenciario, desobediencia a la autoridad, lesiones y omisión del deber de socorro. Por estos hechos ha quedado en libertad con cargos pero la prisión de Córdoba -que le concedió el tercer grado- le ha retirado esta condición. Al arrestado le restaban cuatro meses de cárcel y ya estaba cumpliendo condena en el Centro de Inserción Social (CIS).

Los hechos del lunes comenzaron cuando, al parecer, el acusado cogió la moto de su hermano sin advertírselo. Así, con el carnet de conducir retirado arrancó en compañía de un menor de edad en la parte de atrás. Mientras circulaban, agentes de la Policía Nacional les dieron el alto. Sin documentación alguna y quebrantando la ley por conducir sin carnet, el detenido se enfrentaba a una segunda falta dentro del CIS, lo que le llevaría a cumplir los cuatro meses que le restaban de condena a la cárcel. Prefirió emprender la huida a toda velocidad hasta llegar al barrio de Las Moreras.

Allí, presuntamente, atropellaron a la mujer. El acusado ha negado que la motocicleta contactase con el cuerpo de su mujer y ha explicado que le dio con el codo, mientras que el menor que iba detrás le dio con la rodilla. Tras ese incidente, se dieron de nuevo a la fuga mientras el menor decía “corre, que nos matan”.

Tras recorrer unos cientos de metros, el menor, que es vecino de Las Moreras, decidió bajarse de la moto y lo hizo en marcha, señalan las fuentes. Eso desequilibró el vehículo he hizo que volcase mientras estaba circulando. En ese momento, los ocupantes salieron corriendo en direcciones distintas. El detenido terminó escondido en casa de su novia. Y allí ha estado hasta que este miércoles llamó a la Policía Nacional para anunciar que se entregaba. El sospechoso pidió que los agentes le recogiesen porque temía las represalias de los familiares de la mujer herida.

Etiquetas
stats