La piel limpia usa cepillo

La limpieza es el primer paso de la belleza. Toda la vida siguiendo la rutina de la higiene facial, que si el gel limpiador, que si el agua micelar aplicada con un disco de algodón... Y resulta que los cepillos sónicos ofrecen una respuesta tan revolucionaria y eficaz para limpiar nuestra cara bonita como antes lo hicieron los hoy imprescindibles cepillos de dientes eléctricos. El invento que ha conseguido complementar y superar los métodos tradicionales de limpieza facial diaria se llama Clarisonic. Es el pionero y para muchos el mejor del mercado, y fue desarrollado hace más de diez años por un equipo de investigadores de Seattle (EEUU) encabezados por el Dr. Rob Akridge. 

¿Sus ventajas? Una limpieza inigualable del poro sin agrandarlo y también de la contaminación ambiental, al tiempo que elimina o reduce líneas de expresión y restituye el esplendor y el buen tono de la piel. Su utilización correcta y continuada también hace que los tratamientos -cremas o sérum- que después apliquemos se absorban mejor y sean más efectivos. La suavidad y la luminosidad del cutis mejora tras varias semanas de uso. Y sienta requetebien tanto a pieles jóvenes como a las maduras, salvo que padezcan de problemas de sensibilidad, acné o sean muy delicadas.

¿Inconvenientes? El precio y que supone hacer una inversión, por lo que se ha de estar muy seguro de que se trata de un aparato adecuado a nuestras rutinas y objetivos de belleza y para la edad y naturaleza de nuestra piel. No es una crema de manos que si no nos gusta la podemos regalar a otra persona, son más de 150 euros invertidos en un sistema de limpieza que hay que rentabilizar y que posee gastos de mantenimiento como el recambio de cepillos de limpieza cada tres meses aproximadamente. 

¿Es unisex? Los hombres pueden limpiarse el cutis con cepillos de Clarisonic y recomiendan que los utilicen en la ducha. No obstante, es un producto, como muchos otros de la estética, que arrasa entre las señoras y que de momento posee menos seguidores del sexo masculino. 

Unipersonal e intransferible. Eso sí que lo es. Como otras cosas de uso personal los cepillos para la limpieza de la piel no pueden compartirse con otras personas por razones de higiénicas y sanitarias. Además, si surgen problemas como quemaduras solares o irritación se debe suspender su utilización y consultar al dermatólogo. 

¿Como funciona? Los movimientos del cepillo Clarisonic son tan rápidos y están diseñados de tal manera que limpian el poro y extraen la suciedad en un delicado barrido sin dañar la elasticidad de la piel. Además los filamentos del cepillo están fabricados en un material en el que no penetran las bacterias. Las primeras veces que se utilice que hay que tener en cuenta que se sostiene frente a la piel, se posa, nunca se aprieta el aparato sobre el rostro. Clarisonic lo hace todo él solito y así no daña ni irrita. También recomiendan desmaquillarse antes de utilizarlo para no ensuciar el cabezal con pigmentos y grasa. 

Mi opción de cepillo facial es un modelo de Clarisonic, sin duda. De todas formas, Clinique  ha lanzado un limpiador sónico de similares características y que presenta un diseño innovador adaptado a la limpieza de la zona T. Otra opción es el modelo de Braun que suma a la limpieza un sistema de depilación facial, o el de Mary Kay

En resumen, los cepillos sónicos mejoran la piel y demuestran lo que ya sabíamos, porque el algodón no engaña: que una cara lavada no es exactamente una cara limpia. Para saber más es muy útil el videoblog de Isabel Sanz

Por cierto, quien pueda llevarse a casa un Clarisonic -de venta exclusiva en Sephora - que no dude en valorar, ya que tanto nos gastamos en maquillajes y correctores, que una piel en forma es la base para tener una buena y bonita cara. 

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
29 de noviembre de 2014 - 06:03 h
stats