Estrategia y estrategia

PIXABAY

Lo primero, ¿cómo estais? Iba a poner el "¿cómo están ustedes?" pero no creo que sea ese momento. En estos días, y es algo que debemos tomarnos muy en serio, lo primero es preguntar por la salud. Atrás ha quedado ya esa historia de que "es como una gripe pero mas fuerte" o "solo le afecta a las personas mayores". Seguro que tienes a conocidos que lo han pasado o alguno que puede ser que esté en la UCI (ojalá salga pronto), deseando que no hayas vivido la perdida de nadie cercano. En resumen, el asunto hace tiempo que paso de novedoso a realidad total. Así que, me reitero, espero que estéis bien.

La primera entrada sobre el coronavirus en este blog fue el martes 10 de marzo. Como ya hemos hablado en estos días atrás, jamás imaginamos que la situación llegaría a estar en donde esta ahora. Así que no me voy a detener en eso porque no merece mas la pena. Pero ha pasado un mes ya, se dice pronto, y en un mes ha ocurrido de todo. Y nos encontramos a 14 de abril, a mediados del cuarto mes del año 2020, sumidos en una crisis sin precedentes y con un panorama a corto plazo cuanto menos, de enorme incertidumbre. Hasta aquí no he dicho nada que seguro no supieras.

Por mi parte creo que ya he pasado por todas las etapas existentes: desde la depresión mas profunda pasando por el miedo al "voy morir", hasta la Resiliencia mas increíblemente inspiradora que moría a manos de otros usando el concepto (vamos, que me echaban por tierra las ganas).

Y ahora son las 3:30 de la madrugada de este 14 de abril. Me encuentro en el sofá de mi casa, mientras mi esposa y mis hijas duermen, con un insomnio crónico que raya lo preocupante, escribiendo esta entrada (tenia otra, pero estoy inspirado).

Y veréis, no duermo no porque me atosiguen las preocupaciones, como me ha podido pasar semanas atrás. No duermo porque después de pasar todas esa etapas, acompañada de la peor Semana Santa de mi vida, tengo la cabeza que me echa humo nada mas que de PENSAR y PENSAR.

Me siento Goku (Dragon Ball), como cuando en el capitulo "tropecientos" de la temporada n+1 pensábamos que ya no podía crecer mas su poder, y de repente ante la adversidad (hay que reconocer que era un Resiliente nato) volvía a concentrarse y …….tachan…….se convertía en Super-Mega-Leches Saiyan! Pues así estoy yo (pero mas calvo).

No paro de pensar. De crear ideas, de ver cómo implementarlas, como hacer que mi equipo esté mas cómodo, como ayudar a aquellos clientes que siguen confiando en nosotros, como proponer mejoras, y un largo etc. Y todo esto, es lo que me hace que no pueda dormir.

Creo que todos los empresarios (y también los políticos, pero no quiero entrar aquí, que no veas como se puso la cosa con la carta abierta al presidente del Gobierno, que aprovecho para confirmar que no me hizo ni caso), deberíamos de estar pensando en algo que es clave y que a la larga, va a determinar que nuestras empresas pueda afrontar el futuro de una forma u otra, y es la ESTRATEGIA que vamos a seguir.

Soy consciente, porque yo lo estoy sufriendo el primero, que nuestro día a día, con los problemas de supervivencia que tenemos, nos lastra enormemente en cualquier otra acción que no sea esa, sobrevivir. Pero esto puede convertirse en un arma de doble filo muy peligroso, ya que vamos a sobrevivir ahora, pero ¿qué harás en tu empresa dentro de dos meses cuando podamos tener una vida un poco mas normal que ahora? La respuesta a esta pregunta puede ser clave.

Creo que debemos hacer un esfuerzo, un verdadero esfuerzo, y pensar en nuestra estrategia de cara a futuro. Y este esfuerzo llevarlo en paralelo con el de intentar sobrevivir.

La semana pasada le daba una formación on line a un grupo de unos 40 empresarios, y les insistía muchísimo en este aspecto. Les lanzaba una pregunta que no se si os habéis hecho: "¿qué vas a hacer el primer día que puedas volver a abrir tu negocio? ¿a ir a la oficina? ¿a abrir tu tienda? ¿a visitar a un cliente?.." y mas importante aún, ¿qué vas a hacer el segundo día?

Alguno me tachará de que vaya tontería estoy proponiendo, "pues trabajar ¿no?" esa será la respuesta que estaréis pensando. Claro, es lógico, hablamos de que eso es lo que queremos y partimos de esa situación. Pero ¿que? ¿como? ¿cuando? Es decir, sabes a que clientes vas a llamar primero, tienes preparados los mails que quieres enviar, has revisado las propuestas que tenias pendiente, has pedido el stock que te falta, has pensado que si es mayo puedes hacer x cosas y si es junio puedes hacer otras. No se, me surge tantas preguntas, que me obsesiona no tener respuesta para todas ahora mismo, porque pienso que si no las tengo ahora cuando llegue ese momento voy a perder tiempo en responderlas. Y creedme, cuando esto vuelva a arrancar, aunque sea poco a poco, "día que pasa, día que no vuelve".

El tiempo no va a esperar a nadie (y Hacienda menos aún).

De verdad, sentaos, dadle una vuelta. Sacad tiempo de algún rato para meditar y plantearos este tipo de cuestiones e intentad darle respuestas a esas preguntas y a todas que os puedan surgir por vuestra actividad y situación concreta. Y pensad en vuestra ESTRATEGIA. Si no, es mas que probable que invirtáis un tiempo que no tenéis en acciones que puede no sean las mas óptimas para vuestra situación.

Estrategia, creo firmemente en que puede ayudarte.

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2020 - 10:12 h