Crisis de los 40

Enrique Saint-Gerons, klj y Sergio Rodríguez | MADERO CUBERO

Pues sí. Este blog va sobre dos personas que este año cumplen 40 años. Muchos dicen que los cuarenta de ahora son los treinta de antes, aunque esto lo dicen siempre los de cuarentaitantos, claro, y aún así no deja uno de entender que esta cifra, que hace poco parecía muy lejana, ya está aquí y que tiene su significado.

En el caso de los dos protagonistas del blog, que más adelante presentaremos, son personas que ciertamente son felices con la vida que llevan, que han conseguido ciertos objetivos que se marcaron años ha y que han disfrutado cada uno de los días que han tenido la suerte de vivir. Que sí, que sí, pero que en breve pasarán a ser unos cuarentones, aunque ciertamente bien llevados.

Pero hay un pequeño objetivo que en su vida ya adulta, entendiendo esto desde los veintipocos hasta ahora, nunca han podido conseguir. ¡Y es volver a marcar abdominales! Y de eso va este reto. De dos personas -una de ellas la que escribe estas líneas- que tienen cierto sobrepeso y que pretenden y piensan conseguir ver sus abdominales reflejados en el espejo de nuevo. Porque estar, digo yo que estarán, solo que un poco tapados bajo una pequeña capa de hamburguesas, pizzas, flamenquines y pescaito frito. Y regadas con un poquito de gin tonic y ron.

Y hemos pensado que nada hay mejor que hacer un reto públicamente para tener una mayor motivación. Y presión, claro. La gente de confianza que ha sabido del reto se reía de nosotros, pero como dice el refrán, nosotros esperamos reírnos al final. Con cariño, claro. Bueno, antes de seguir quiero presentar a los valientes que vamos a empezar con el reto desde hoy.

El primero se llama Enrique Saint Gerons, es empresario y emprendedor desde joven en distintos sectores como los de la telefonía, la energía, las comunicaciones, inmobiliaria, las ventas, el marketing relacional y la gestión y administración de fincas. Muy acostumbrado al trabajo en el campo comercial y el de las relaciones humanas. Actualmente es socio y miembro del consejo de administración de 6 empresas, muchas de ellas como fundador, participando en otros proyectos en fase de desarrollo. Es padre de dos hijos de 4 y 2 años y tiene la suerte de cargar las pilas con dormir 5 horas al día (esta premisa es la mejor manera de saltar de la cama a las 5:30 cuando suena el reloj ).

El otro, un servidor. Me llamo Sergio Rodríguez y soy socio de varias empresas de distintos sectores, casi siempre como fundador y como inversor. Entre ellas está uno de los mayores grupos de restauración de Córdoba. Soy socio de una de las empresas con base tecnológica con más proyección de Andalucía, con patente a nivel mundial, y participo en otras empresas de venta online, eficiencia energética y en otros proyectos aún en desarrollo. Además, soy miembro de la junta directiva de la patronal de Hostelería en Córdoba, fundador y miembro de la nueva asociación de turismo (Asento), miembro de CECO y de AJE. Estoy felizmente casado y tengo un perro. Me vais a perdonar, pero ¡hay que venderse un poco!

Después de las presentaciones, podréis ver que hay una dificultad añadida a todo esto y es que nuestra agenda está siempre a tope. Muy a tope. Prácticamente nos faltan horas y días para hacer todo lo que queremos hacer, como le pasa actualmente a muchas personas con el tipo de vida que llevamos. Pero eso, lejos de ser una excusa para el reto, nos motiva más si cabe, y de una manera u otra sacaremos unas 7 horas a la semana para entrenar. Y, claro, si nosotros podemos hacerlo, cualquiera puede. Solo es sacar unas horitas rebuscando en la agenda.

Para conseguir el reto contaremos con la imprescindible ayuda de un preparador personal que nos dirá el qué, el cómo y el cuándo entrenar y, por supuesto, nos ayudará a mejorar nuestros hábitos de alimentación, que será el 70% del éxito. El preparador personal se llama Álvaro Mendoza y es licenciado en INEF por la Universidad de Granada (esto es importante porque nos da confianza y sabemos que estamos en manos de un profesional cualificado), tiene el título de preparador de alto rendimiento, curso de evaluación fisiológica del deportista de alto nivel, monitor de locomoción, aspectos saludables y rendimiento y por último técnico en musculación y fitness. Casi nada.

Y ya toca explicar en qué va a consistir el reto. Para empezar expondremos en qué situación estamos ahora mismo. Lo primero que hicimos en los primeros dos días de entrenamiento es una valoración completa para ver cómo estábamos físicamente y ver el punto de partida para establecer un objetivo en los 6 meses que dura el reto. Entre las pruebas hubo una parte de medición de peso, porcentajes de grasa y músculo, oxígeno en sangre, tensión arterial, estudio de pliometría y bioimpedancia completo. Luego hicimos el estudio de valoración de resistencia y fuerza donde hicimos varias pruebas como flexiones, sentadillas y abdominales máximas en un minuto, peso máximo a una repetición de prensa, press de pecho y dominadas en máquina. Por último, el test de la milla (andar 1650 metros a la máxima velocidad posible sin correr) para ver cómo íbamos de cardio. Esto último muy desagradable.

Y todo arrojó los siguientes datos. Enrique pesa actualmente 125 kilos, con un porcentaje de grasa del 35,4%, que equivale a 44,25 kilos. Tiene un perímetro en la cintura de 128 centímetros. Hizo 27 sentadillas, 13 flexiones (apoyando rodillas) y 14" de tabla de abdominales. Hay muchos más datos pero estos son los más significativos. El objetivo marcado para Enrique es que al final de los 6 meses baje su porcentaje de grasa en un 15% aproximadamente, pasando a tener un porcentaje del 20% de grasa y aumente uno o dos kilos de músculo. Su peso aproximado debería ser de 108 kilos. Con esto perdería 18 kilos de grasa pura, inservible e insana.

Y yo, aunque un poco mejor, tampoco gran cosa, he empezado el reto con 119 kilos de peso, mi récord personal hasta la fecha. Como sabía que iba a hacer este reto, esta Navidad pasada me propuse comer sin mesura. De esos 119 kilos, el 31% son de grasa, o sea casi 37 kilos. El perímetro de la cintura está en 115 centímetros. En las pruebas físicas conseguí a duras penas hacer 20 flexiones, 45 sentadillas y 27 abdominales en un minuto. El objetivo que me he marcado es bajar al 18% de grasa. Esto significa perder 15,5 kilos y ganar alguno de músculo. Y para añadirle más dificultad al reto he dejado de fumar desde el mismo día que se publica este blog. Así que me propongo darle un giro a mi salud y a mi estado físico. De la dieta hablaremos en el próximo post y explicaré qué alimentos debemos y no debemos comer, porque más que una dieta se tratará de cambiar unos hábitos de alimentación sin hacer una dieta demasiado estricta.

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2018 - 23:50 h
stats