Guapas al vuelo ¡Que vas de vacaciones! (I)

Se acercan las vacaciones, el verano, los viajes,… y los vuelos de larga distancia en avión. Hasta aquí todo bien, pero si eres presumida, seguramente querrás estar perfecta durante el vuelo y cuando aterrices, bien porque vas acompañada, o porqué nunca se sabe a quién puedes conocer en un avión. ¿Y quién puede saber más de belleza en aviones que las modelos que me han acompañado en mis giras profesionales por todo el mundo para mostrar mis cortes, peinados y colores capilares? Ellas, como responsables de su propia belleza y mantenimiento han sido las responsables de enseñarme algunos de sus truquillos, y las que me dieron las claves para mantenernos guapas, incluso en el aire, a pesar de sufrir yo mismo tales desventuras al viajar con ellas.

De cualquier manera, también podréis aprovecharos de estos consejos aquellas que viajáis en automóvil o en tren.

Antes del vuelo:

La deshidratación durante un vuelo afecta a todo tipo de pieles, y especialmente las manos, la cara y las cutículas. Para compensar, los días previos al vuelo deberías hidratarte el cuerpo bebiendo abundante agua, zumos de fruta, verdura (especialmente el pepino). El objetivo es evitar la deshidratación y la retención de líquidos.

Este hecho se produce a causa de la compresión en el interior del avión en vuelo, y de muy pequeña forma en otro tipo de vehículos terrestres, pero que os afectarán de similar manera.

Durante el vuelo:

Ponte crema o aceite corporal con la piel limpia antes de empezar el viaje. En vuelos largos (de más de cuatro horas), es mejor que te evites ponerte maquillaje, o que te desmaquilles una vez estés en el avión. El siguiente paso es ponerte contorno de ojos y un tónico facial en las líneas de expresión de la frente o alrededor de los labios. A menudo se resecan los labios, con lo que te recomendamos usar un bálsamo labial para que estén suaves e hidratados.

Para evitar el efecto de la humedad en el aire te sugerimos no usar productos para el pelo. Si tienes el pelo largo, mejor llevarlo recogido en una coleta. Antes de entrar en el avión, puedes ponerte algún sérum o aceite de cabello (especialmente en las puntas, evitando las raíces si tu pelo tiende a engrasarse). En cuanto al cepillo, mejor si es de cerdas naturales, pues evitarás el efecto de la electricidad estática que suele producir la compresión del avión una vez en vuelo.

Antes de aterrizar:

Las toallitas desmaquillantes son útiles sólo para limpiar el rostro de maquillaje en el avión. También te servirán para refrescar la piel, e incluso para limpiarte las axilas antes de ponerte el desodorante.

Kit de belleza imprescindible en un vuelo:

Si quieres tener un aspecto saludable durante el vuelo, te recomiendo usar una BB Cream o CC Cream, en vez de maquillaje. Si quieres algo de colorete, ten en mente que los tonos rosados o con base anaranjada son la mejor opción para las pieles claras y con pelo rubio/pelirrojo. Para las morenas de piel, sientan mejor los tonos terracota o corales. Ponte el colorete en la parte de arriba de las mejillas y huye de los iluminadores o bronceadores para controlar mejor los efectos de la luz.

Horas antes de iniciar el vuelo, aplícate una mascarilla facial hidratante. De no tenerla, puedes hacerte una mascarilla, buscando una que sea rica en vitamina C, con cítricos, o arándanos, y mejor si previamente te pasas por el rostro varias veces el interior (lo blanco) de una monda de naranja, a modo de esponja; te limpiará el rostro de forma suave, a la vez que depositará toda su vitamina C y que, como sabrás, es donde en mayor concentración se encuentra, y no solamente en el zumo de ella. Y no te olvides de aplicarte, ya iniciado el vuelo, un espray hidratante con agua termal. 

Según la piel que tengas, elige un tipo de iluminador u otro. Si no tienes la piel demasiado seca, escoge uno en polvo para obtener un efecto más natural; si tienes la piel mixta, la mejor opción es el formato crema.

Etiquetas
Publicado el
11 de agosto de 2015 - 04:02 h
stats