Presó Model

Nunca he ido  a la cárcel. Ni por trabajo ni por placer. No he comunicado una Diligencia de licenciamiento definitivo, o indicado que no se ha podido llevar a cabo una orden de busca y captura, o entrado en un bis a bis. La consecuencia lógica de una defensa mal gestionada por un abogado y un procurador sería la cárcel. No quiero asustaros. Es poco probable esta opción. La cárcel, edificio destinado a acoger a todos los condenados a penas privativas de libertad, no suele tener un nombre atrayente, como pudieran ser aeropuertos o parques públicos. No hay Penitenciario de los Califas, ni Prisión Pablo Picasso. La historia del pop tienen algunos casos de estrellas enjauladas, no comparable, por supuesto, con el rap, que daría para escribir cuatro o cinco wikipedias. Para ellos no se establece una cárcel especial, como la cárcel concordataria de Zamora, habilitada para sacerdotes y religiosos que cometían delitos.

 Pienso en Arthur Lee, vocalista de Love, que pasó diez años en la sombra. Una vez lo vi. No se tenía en pie en el escenario, no era capaz de cantar ni de dar un solo acorde con la guitarra. A la segunda canción hizo un amago de abandonar el escenario, pero varios miembros de la organización lo volvieron a colocar delante del micrófono. Al tercer tema me largué yo.

 Otro insigne recluso fue Dan Treacy, cantante de los T.V. Personalities. A este le tocó un crucero en el barco-prisión HMP Weare, creado en 1997 por el Gobierno de Reino Unido para aliviar la superpoblación en las prisiones. Me figuro que los ingleses están preparándose para poblar un futuro continente con barcos de este tipo.

Dan era un buen tipo, y posteriormente MGMT lo homenajearon con este terrible video y maravillosa canción:

Memorables son las visitas sin pernocta que hizo Jhonny Cash a diversos centros penitenciarios norteamericanos en los años 60. Solo a tocar.

 La versión moderna la podríamos encontrar en la voz de Micah P. Hinson, que sí pernoctó entre rejas una larga temporada debido a un problemilla con facturas falsas de medicamentos. Podría hacer una gira por cárceles como Cash. Y que muchos de nuestros políticos y banqueros lo disfrutasen.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2012 - 08:00 h
stats